Comarcas

SECTOR PRIMARIO

Denuncian “trabas” para aplicar una gestión forestal “eficaz”

La Asociación de Ganaderos de Hecho pide arreglo de pistas y limpieza de montes

La ganadería de montaña es fundamental para mantener el paisaje en la montaña.
La ganadería de montaña es fundamental para mantener el paisaje en la montaña.
D. A.

La Asociación de Ganaderos del Valle de Hecho muestra “malestar” por las “dificultades y trabas” que se están encontrando desde la Dirección General del Medio Natural y Gestión Forestal de la DGA para aplicar medidas de gestión forestal eficaces y reclama acciones concretas como el arreglo de pistas y la limpieza del monte con “quemas controladas reales”. Esta denuncia y esta demanda son compartidas por ganaderos de otras zonas, tal y como señala Nacho Fábregas, técnico en gestión forestal de la Asociación de Ganaderos de Alta Montaña (GAM).

La asociación chesa explica que a pesar de que se han mantenido reuniones para abordar este tema, siguen topándose con los mismos escollos a nivel técnico. “Son reacios a que se toque el monte y es contradictorio, porque si no la ganadería desaparecerá”, advierte Asier Borruel, presidente del colectivo.

Los ganaderos lamentan estar en esta situación, más si cabe, cuando la propia normativa de gestión forestal e, incluso, las ayudas de Europa están apostando por implementar acciones para facilitar la labor ganadera. “Está contemplado en el Plan Rector de Uso y Gestión (Prug) y hay fondos europeos destinados, pero no se han invertido”, denuncian, a pesar de ser unas peticiones reiteradas no sólo por estos ganaderos, sino por los de toda la provincia. Como insiste Borruel, sus reclamaciones, pasan por el mantenimiento adecuado de los caminos de acceso. “Ya hay pistas y lo que pedimos es que se arreglen para acceder con vehículos adaptados” y, además, tras los incendios de este verano, es más que necesaria una limpieza del monte en profundidad, con “quemas controladas reales, no como se ha hecho en otras ocasiones”.

“Hay chicos jóvenes que han apostado por quedarse en el valle y tenemos muchas cabezas de ganado, pero nos encontramos con las trabas de la administración y con la famosa osa, con lo que llegará un momento que la ganadería morirá”, concluye Borruel.

Nacho Fábregas incide en que en los montes de ecosistemas templados la gestión humana es buena y necesaria para una correcta conservación de los bosques y para que estos no avancen y coman terreno a los pastos de alta montaña. “No hacer nada es perjudicial”, sentencia, para el paisaje, la biodiversidad y el hombre.

Pone el acento en la falta de aprovechamiento maderero de los bosques de la provincia (donde han ido cerrando serrerías), lo que hace que los troncos no se recojan ya que su traslado a sitios más lejanos supone un coste económico importante.

“Si queremos apostar por unas montañas vivas, con ganadería, se tiene que apoyar a la ganadería y a la industria maderera para que ambas sean rentables”, apunta Fábregas, que añade que además es importante que el monte esté limpio como medida de prevención de incendios forestales. 

Etiquetas