Comarcas

AGROINDUSTRIA

Azucarera se abastecerá de remolacha de Huesca que viajará en tren desde TIM

La próxima semana saldrán los primeros contenedores cargados de producto cultivado en Monzón, Vencillón, Esplús y Sena, bajo la gestión de Nafosa

Labores de recolección este viernes para su traslado a la Terminal Intermodal de Monzón.
Labores de recolección este viernes para su traslado a la Terminal Intermodal de Monzón.
NAFOSA

La próxima semana saldrán de la Terminal Intermodal de Monzón (TIM) los primeros contenedores cargados con remolacha cultivada en campos de Cinca Medio, Litera y Monegros con destino a la fábrica que la compañía Azucarera tienen en Miranda de Ebro (Burgos). Se trata de un proyecto experimental que ha posibilitado la vuelta de este cultivo a una zona con tradición remolachera y que Azucarera vuelva a tener vinculación con Monzón, ciudad que aún conserva la icónica chimenea, el parque y la nave de la Pulpa de la fábrica que se implantó en la ciudad hace casi un siglo.

Azucarera, la empresa Nafosa, la TIM y el Ayuntamiento de Monzón han hecho posible la recuperación del cultivo en la zona y su traslado en ferrocarril hasta la localidad burgalesa para su molturación.

Nafosa ha gestionado el cultivo de 165 hectáreas en campos de agricultores de Monzón, Esplús, Vencillón y Sena, cuya producción, cercana a las 17.000 toneladas, va a destinar íntegramente a Azucarera. El 90% de esta producción se trasladará a Miranda de Ebro en ferrocarril desde la Terminal Intermodal de Monzón y el 10% restante, por carretera, según explica Maite Osés, directora de compras y logística de Nafosa.

La recolección de las remolachas comenzó este jueves y el próximo lunes se iniciará la carga de los contenedores en la TIM, que el martes o el miércoles saldrán, en tren, hacia Burgos.

Aunque es la primera vez que esta compañía produce remolacha en el Alto Aragón, sí tiene experiencia con este cultivo en Navarra. Maite Osés se muestra satisfecha por la aceptación que ha tenido entre los agricultores la remolacha, de la adaptación del cultivo y de la productividad inicial, y explica que para la empresa “es un cultivo más que entra en rotación cuando el agricultor levanta la alfalta o la tiene en otros campos”.

Una satisfacción que comparte el alcalde de Monzón, Isaac Claver, para quien “es una grandísima noticia que volvamos a tener presente en nuestra ciudad a Azucarera y que volvamos a tener cultivos de remolacha, no solo en Monzón, sino en todo nuestro entorno”.

El primer edil montisonense mantuvo hace unas semanas una reunión con responsables de la empresa Azucarera en la sede de la compañía en Madrid, en la que se analizó la posibilidad, ahora confirmada, del retorno del cultivo de remolacha, una iniciativa que supondrá “un impacto muy positivo para la agricultura de la zona”.

Nuestra posición estratégica y el puerto seco con la posibilidad de transporte ferroviario han sido determinantes para que estos cultivos vuelvan a ser una realidad”, destaca Isaac Claver, quien se muestra “convencido de que todo ello redundará en un impacto muy positivo, en empleo y actividad, para el sector agrícola y nuestra ciudad”.

Por su parte, la directora de Relaciones Institucionales y Sostenibilidad de Azucarera, Isabel Vasserot, echaba la vista atrás recordando la importancia de Monzón como zona remolachera, y aclaraba que “este proyecto, que devuelve el cultivo de la remolacha a la Comunidad de Aragón, supone una buena oportunidad de futuro para los agricultores de esta zona gracias a esta iniciativa de Azucarera de apostar por un transporte como el ferrocarril para trasladar la remolacha hasta Miranda, un transporte, además, sostenible”.

Al tratarse de un proyecto piloto, Vasserot remarcaba que “habrá que valorar la evolución del mismo en todas sus dimensiones, pero estoy segura de que la remolacha volverá a los campos de Monzón, porque es un cultivo rentable, seguro y sostenible”, concluía.

Tanto desde el Ayuntamiento de Monzón y como desde Azucarera se han emplazado para valorar ‘in situ’ los avances de este proyecto. 

Etiquetas