Comarcas

CARRETERAS

Aragón dispone de 147 máquinas quitanieves para hacer frente al invierno en las carreteras del Estado

La campaña de vialidad invernal estará operativa hasta el 30 de abril de 2022 con 1 246 000 litros disponibles de salmuera y 21 330 toneladas de sal

Presentación del dispositivo este miércoles.
Presentación del dispositivo este miércoles.
S. E.

Para la presente campaña de vialidad invernal, Aragón cuenta con 147 máquinas quitanieves dotadas por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) para hacer frente a las situaciones adversas producidas por la climatología en la Red de Carreteras del Estado. Así se ha puesto de manifiesto en la reunión mantenida este miércoles para la coordinación del Plan de Vialidad Invernal 2022-2023 presidida por la delegada del gobierno Rosa Serrano y en la que ha participado el subdelegado del gobierno en Zaragoza, Fernando Beltrán. También han asistido, entre otros, el jefe de la Demarcación de Carreteras del Estado en Aragón, Rafael López Guarga, así como representantes de la Jefatura de Tráfico, la Guardia Civil de Tráfico, la Unidad Militar de Emergencias y la Agencia estatal de Meteorología.

En conjunto se dispone de 141 máquinas quitanieves de empuje y 6 dinámicos, pertenecientes al Ministerio de Transportes, además el Estado cuenta con 31 almacenes de fundentes distribuidos en la comunidad y de 80 silos con una capacidad total de 22.470 toneladas de sal para hacer frente a las situaciones climatológicas adversas en la Red de Carreteras del Estado. Asimismo, el Mitma dispone de 17 plantas y 41 depósitos de salmuera con capacidad total para 1.301.000 litros; 105 estaciones meteorológicas y 11 cañones antialudes, medios destinados a evitar que el frío y la nieve alteren las condiciones viales.

La seguridad vial en las carreteras durante la época de mayor adversidad climatológica es el objetivo principal del Plan de Vialidad Invernal. Este plan pretende asegurar la normalidad en las carreteras o reducir al mínimo el número de tramos con restricciones al tráfico ante el riesgo de nevadas y heladas o cualquier otro incidente atmosférico. También tiene como objetivo la atención a las personas ocupantes de vehículos cuando las circunstancias lo hagan necesario.

El dispositivo especial para esta temporada invernal comenzó el pasado 1 de noviembre y se mantendrá activado hasta el próximo 30 de abril de 2023.

El protocolo frente a situaciones adversas pone en marcha un conjunto de actuaciones para mantener las carreteras de la red estatal en las condiciones de funcionalidad, vialidad y seguridad óptimas en condiciones climatológicas extremas, en especial ante la presencia de hielo y nieve.

Dentro de las operaciones de vialidad invernal se realizan tratamientos preventivos en situaciones de bajas temperaturas y curativos en caso de nevadas en las autopistas, autovías y carreteras convencionales afectadas.

A los usuarios de las vías se les recomienda atender en todo momento las recomendaciones que se hagan desde los organismos responsables en caso de situaciones meteorológicas adversas. La delegada Rosa Serrano ha pedido “la máxima atención posible” a la hora de salir a la carretera con el objetivo de garantizar la seguridad al volante y ha recordado que es fundamental no incurrir en conductas que puedan suponer un riesgo en medio de circunstancias atmosféricas desfavorables.

El operativo de actuación comienza con los avisos de previsión meteorológica emitidos por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) que comprenden tres niveles: Alerta (amarilla, naranja o roja), Pre Emergencia y Emergencia.

A nivel central, el protocolo contempla junto con el Comité Estatal de Coordinación, una Unidad de Valoración de Riesgos, integrada por representantes de la Agencia Estatal de Meteorología, de la dirección general de Protección Civil y Emergencias, de la dirección general de Carreteras y de la Dirección General de Tráfico. Esta unidad se pondrá en marcha cuando la situación lo requiera, con el fin de valorar la situación meteorológica prevista y su posible incidencia en la vialidad en la red de carreteras estatales.

Ello se completa con otras actuaciones de carácter preventivo, materializadas en la difusión de alertas y avisos a los organismos y servicios de las administraciones involucrados en el protocolo, que se lleva a cabo desde la Agencia Estatal de Meteorología y la dirección general de Protección Civil y Emergencias.

Etiquetas