Comarcas

ASOCIACIONISMO

Las mujeres de las asociaciones vecinales reclaman la igualdad real

Unas 40 personas participan desde este sábado en un encuentro en Huesca

Purificación Broto, Javier Moreno, María Goikoetxea y Carmen Turégano, ayer en Osce Biella.
Purificación Broto, Javier Moreno, María Goikoetxea y Carmen Turégano, ayer en Osce Biella.
Javier Navarro

La Red Aragonesa de Mujeres Vecinales reivindicó este sábado desde la capital oscense una igualdad real desde las que se garanticen derechos y se tenga en cuenta la diversidad a la hora de hacer ciudad. También se reclamó que la perspectiva de mujer esté presente en todas las áreas que se trabajan desde las asociaciones vecinales, además de defender la lucha contra el machismo y contra la violencia de género. Estos fueron algunos de los puntos que se abordaron ayer en la primera jornada del II Encuentro de Mujeres Vecinales de Aragón, que se celebra este fin de semana en la capital altoaragonesa. La Confederación de Asociaciones Vecinales de Aragón (Cava) y la Federación de Barrios de Huesca Osca XXI organizan este encuentro que comenzó ayer por la mañana con una recepción y una visita turística por la ciudad. Por la tarde, se presentó el encuentro en la Asociación de Vecinos Osce Biella del Casco Antiguo ante las 40 asistentes procedentes de las tres provincias aragonesas, tanto del medio urbano como del rural.

El acto contó con la presencia de la vicepresidenta de la Confederación de Asociaciones Vecinales de Aragón (Cava), Carmen Turégano; la directora del Instituto Aragonés de la Mujer (IAM), María Goikoetxea; Javier Moreno, presidente de la Federación de Barrios de Huesca Osca XXI; y Purificación Broto, presidenta de la Asociación de Vecinos del Barrio del Perpetuo Socorro y miembro de Osca XXI.

El objetivo del encuentro, explicó Purificación Broto, es compartir experiencias desde diferentes territorios entre “mujeres que somos diversas y que estamos en situaciones diferentes”. Por ejemplo, dijo, unas proceden del medio rural, donde el trabajo desde estas asociaciones vecinales es distinto. “Se trata de compartir y tomar ejemplo de algunas acciones que se llevan a cabo”, apuntó. Las mujeres que trabajan en estas entidades, señaló Purificación Broto, abordan “todos los temas que conciernen a la vida diaria desde los aspectos urbanísticos a los educativos, la dependencia, la soledad, la brecha digital o el medio ambiente”.

La mujer, apuntó, “debe estar presente transversalmente en todos los aspectos de la vida , en todas las áreas, y es muy importante, por ejemplo, su visión en el urbanismo, que se ha de ver de manera que se garantice un entorno amable en el que las mujeres se sientan seguras y libres. Como cuidadoras, de niños o de mayores, queremos calles en las que no haya problemas de movilidad”.

También destacó que con este encuentro se quiere lanzar una llamada de atención para que “se sepa que las mujeres estamos allí, que se nos escuche, porque a veces estamos y no nos ven y hasta se nos ignora o no negocian con nosotras”.

Para Carmen Turégano la relevancia de este encuentro se centró en la puesta en común de experiencias para crear líneas de trabajo comunes para todo el territorio aragonés. La visión de las mujeres, dijo, es fundamental para las asociaciones vecinales. “Antes se reivindicaban escuelas o el asfaltado de calles. Ahora con la violencia que existe contra las mujeres nos damos cuenta del valor de tener puntos de encuentro en los que las víctimas se puedan sentir seguras”, manifestó. Y apuntó que “es muy importante ver las ciudades con gafas violetas porque han sido trazadas por hombres y vemos que tienen muchas carencias en materia de seguridad o de movilidad para nosotras”. El encuentro finaliza hoy con la exposición de las conclusiones obtenidas a partir de los testimonios y experiencias de las participantes.

Etiquetas