Comarcas

#SOYDELALTOARAGÓN

Lola Giménez: “El reto es acompañarnos y mantener lo importante mientras nos reinventamos”

Lola Giménez.
Lola Giménez.
Pablo Segura

Lola Giménez se define como activista social, como concejal del Ayuntamiento de Biscarrués en Cultura, Fiestas y Medio Ambiente, como miembro de la Coordinadora Biscarrués-Mallos de Riglos, que ha conseguido tras mucho esfuerzo la victoria sobre el pantano. Además es psicóloga y orientadora educativa en un trabajo vocacional. Fue educadora del Movimiento Júnior de Acción Católica y ahora participa en la junta parroquial, creyente convencida de la transformación social y la justicia. Ahora es ‘fluviofeliz’ remando en los ríos y paseando por el monte.

¿Cómo valora el papel de la mujer en el medio rural en la actualidad y en qué se debería mejorar?

—Cualquier persona, hombre o mujer, puede centrarse en su casa o implicarse y participar para mejorar los pueblos. El mundo rural, donde la población es mucho menor y los lazos más cercanos, nos da la oportunidad de convivir más cerca y tener una vida más comunitaria, o sea, más rica. Las mujeres rurales hoy en día son un motor, casi siempre discreto y con su trabajo incansable todo un referente para mí. Esas mujeres fundamentalmente son mayores y merecen unos servicios sociales y sanitarios adecuados que no están recibiendo porque los medios municipales son insuficientes y se supone que se apañan, pero no es así y es una vergüenza.

Una vez desestimado el proyecto del embalse de Biscarrués, ¿cómo es ahora la situación del núcleo, empresas y habitantes?

— El embalse suponía una losa sobre toda la Galliguera, no solo sobre Biscarrués. Toda la zona tiene la oportunidad de seguir creciendo sin esta amenaza. Biscarrués y otros pueblos trabajan para poner en valor su patrimonio. Ya se ha conseguido la protección de la Arboleda Singular y el Monumento Natural de los Mallos pero está pendiente un Parque Natural que nos ponga en el mapa turístico a nivel nacional e internacional. Una parte de la población vive de la agricultura y ganadería y es importante el relevo generacional. Otra vive de los servicios, el turismo y mayoritariamente se vive de las pensiones por lo que los servicios para los mayores son fundamentales para que puedan continuar con calidad en sus casas de siempre. Si se apoyara económicamente a jóvenes o desempleados para dar esos cuidados, se mantendría la población.

¿Qué aspectos son claves para mantener a la población del medio rural?

—Los servicios para la población mayor, mayoritaria en los pueblos, una red de apoyo domiciliario tanto de día como de noche, potenciar programas como “Envejece en tu pueblo” y para eso hace falta dinero. Un transporte público que beneficiaría a todos. Disponibilidad de viviendas, estamos animando a los propietarios de casas vacías a alquilar o vender y para ello hacen falta también apoyos económicos para su reparación, un servicio de acompañamiento porque en muchos casos viven lejos. Tener buenas comunicaciones, tanto la carretera que se va a arreglar como la fibra pendiente. También falta un abastecimiento alternativo para cambiar el agua con lindano del río y llevar el abastecimiento a Piedramorrera que cuesta 60.000 euros y no hay forma de conseguirlo.

Partiendo del caso concreto de Biscarrués ¿Qué iniciativas se han realizado para mejorar su municipio?

—Biscarrués ha puesto en valor todo su patrimonio cultural y artístico: la Ruta de la Piedra, los Muretes y murales de Arte, el Monumento de Semana Santa, se han publicado varios libros colectivos para recoger canciones, tradiciones y memoria oral. En el natural se ha conseguido la Arboleda Singular y se ha limpiado y señalizado un buen conjunto para el senderismo y la BTT. También se arreglan los caminos para los agricultores. Para nuevos pobladores, el ayuntamiento tiene cuatro viviendas en alquiler en Biscarrués, una en Piedramorrera y pronto tendrá otra en Erés. Se ha conseguido que Endesa arreglara la línea eléctrica. Se va a crear una comunidad energética para ahorrar en el autoconsumo. Y se potencian las actividades, los encuentros alrededor de la cultura, el deporte, la fiesta, para convivir, aprender y crecer juntos.

¿Y para romper la brecha digital y social entre los pueblos y la ciudad?

—Las ciudades, sobre todo las grandes, viven mayoritariamente de espaldas al mundo rural. Si desde los medios de comunicación, las redes sociales se mostrará todo lo positivo que se hace en el mundo rural, se mejoraría la autoestima de los vecinos y se daría una imagen más positiva y real.

En la conservación del medio ambiente ¿qué han mejorado las actividades realizadas en Biscarrués?

—Ser capaces de abrir un sendero donde se iba a construir una presa y estaba condenado a ser inundado y que en él se encuentre tanta variedad botánica y con árboles monumentales que sea declarada Arboleda Singular por el Gobierno de Aragón, es la demostración que cualquier grupo de vecinos que se organice puede hacer mucho para cambiar la desastrosa situación medioambiental mundial.

¿Cuál es legado para los futuros habitantes del medio rural?

—Solo soy un pequeño motor que dinamiza a la vez que disfruta de su tiempo compartiéndolo con mis vecinos. Soy un eslabón que trabaja para que los que vengan detrás tengan unos pueblos donde ser felices como yo lo soy. El reto es acompañarnos, mantener lo importante a la vez que nos reinventamos, creyendo en nuestras posibilidades.

Etiquetas