Comarcas

Optimismo y cierta preocupación de la hostelería de cara al invierno

La Confederación de Hoteles y Alojamientos Turísticos emite un informe

Las pernoctaciones en hoteles bajaron el 73,3 % en 2020 y los precios, un 6 %
el estudio Smart Observatory, ha sido realizado por la Confederación de Hoteles y Alojamientos Turísticos-CEHAT,
S.E.

Las perspectivas de ocupación hotelera para este invierno son buenas en el Alto Aragón, donde el sector ve la temporada con “leve optimismo”, aunque existe una “cierta preocupación por la coyuntura y el contexto actual”. Así se recoge en el estudio Smart Observatory, realizado por la Confederación de Hoteles y Alojamientos Turísticos-CEHAT, de la que forma parte y ha contribuido la Asociación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Huesca como entidad representativa por la provincia y PWC-Price Waterhouse Coppers.

En líneas generales, las perspectivas de ocupación superan las cifras registradas en 2019 (año anterior al inicio de la pandemia), “a la sombra de una posible recesión el próximo año”.

Por lo que respecto la provincia de Huesca, el informe habla de cifras “irregulares” durante este puente festivo de la Constitución y la Inmaculada, y la previsión de que el nivel de ocupación mejore cuando estén abiertas todas las estaciones de esquí (hoy abre Cerler, tras la puesta en marcha de Astún, Candanchú y Formigal el pasado sábado).

Para el resto de diciembre y de temporada de invierno, “hay un leve optimismo, aunque también existe una cierta preocupación por la coyuntura y el contexto actual”. Las cifras medias de ocupación podrían alcanzar el 35-40 % para todo el mes de diciembre y el 50 % en fines de semana, porcentajes que “nunca deben tomarse por sí solos y deben ponerse en contexto con otros factores o criterios empresariales y profesionales”, se especifica en el informe.

Añade que la mayor dificultad que se presenta en este momento es la de poder acceder a alojamiento para los trabajadores y la mayor preocupación (para el 100 % de los establecimientos) es el incremento de costes de energía y materia prima que no se puede repercutir en el cliente.

Se recuerda que la media de factura de luz que está pagando un alojamiento pasó prácticamente a triplicarse (175 % al alza) y se esperan grandes facturas de gas para estos meses.

Preocupa también la oferta no regulada de viviendas con carácter intrusista, no controlada, que crea problemas vecinales y que impide el acceso a la vivienda de los trabajadores, ya nombrado anteriormente.

No obstante, y por último, se invita a disfrutar de la montaña y del destino de la provincia de Huesca en su plenitud y más allá de lo que representa el clásico turismo invernal, al tiempo que se recomienda seguir las instrucciones y avisos de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado como la Guardia Civil y salir siempre preparados con ropa de abrigo o cadenas en el coche. De la misma manera, se hace saber también que ante cualquier duda sobre temas meteorológicos o sobre el territorio, lo mejor es informarse en los establecimientos ya que estos viven la realidad del terreno y puedan dar la mejor información y de manera completamente actualizada.

Respecto al conjunto de España, entre los meses de diciembre 2022 y febrero 2023 la industria espera alcanzar unos niveles de ocupación algo superiores a los registrados prepandemia. En la temporada 2019-20 la ocupación media por plazas para el total de plazas o habitaciones fue de 41,25 % para los meses de invierno (55,75 % en fin de semana).

El Smart Observatory sitúa al turismo de cultura y naturaleza (del que el Alto Aragón es un destino indiscutible) “en un buen lugar y sentimiento positivo y de confianza hacia el turista, mejor que el destino de sol y playa”.

Sin embargo, la sombra de una posible recesión y sus efectos preocupan al sector en el medio plazo. 

Etiquetas