Comarcas

La DPH mejora el material e infraestructuras de los bomberos

Este miércoles se han recibido tres vehículos ligeros todo terreno, tipo pick-up con doble cabina y plataforma de carga con cerramiento

Recepción de los nuevos vehículos del SPEIS.
Recepción de los nuevos vehículos del SPEIS.
DPH

Cuando se cumplen casi 2 años desde la puesta en marcha del Servicio Provincial de Extinción de Incendios y Salvamentos, la Diputación Provincial de Huesca continúa invirtiendo en nuevo material e infraestructuras para ofrecer a la ciudadanía, aseguran, "un mejor servicio hasta que sea asumido por el Gobierno de Aragón". Este miércoles, el SPEIS ha recibido tres vehículos ligeros todo terreno, tipo pick-up con doble cabina y plataforma de carga con cerramiento. Cuentan también con enganche de remolque y cabrestrante integrados en la parte delantera.

El diputado delegado del servicio, Juan Latre, ha explicado que “estos nuevos vehículos, que tienen capacidad para 5 personas, servirán principalmente para realizar traslados hasta el lugar donde se haya producido un siniestro, así como entre parques o asistencia a formación entre otros”. La institución provincial ha invertido 174.229 euros. Además, antes de que termine 2022, está prevista la recepción de una furgoneta de 7 plazas, cuyo coste es de 60.000 euros aproximadamente.

Latre ha recordado que en los próximos meses “comenzaremos la primera fase del plan de inversiones del SPEIS, dotado con 13 millones de euros y que se extenderá durante varios ejercicios”. Del total, están previstos 2.450.000 euros en los presupuestos del año que viene: entre otros aspectos, 1’1 millones se destinarán a mejoras en los parques de Villanova, Sabiñánigo y la redacción de proyectos para los parques de Castejón del Puente y Berdún; la misma cantidad se destinará a la adquisición de nuevos vehículos.

El diputado ha apuntado que en las cuentas de 2023 el SPEIS cuenta con de 14 millones de euros, “casi el 16% del total del gasto presupuestado de la Diputación Provincial de Huesca, la mitad se destina a personal y la otra mitad a inversiones y otros asuntos, como la formación, una de las principales necesidades en una profesión que necesita un reciclaje continuo de conocimientos así como formas de actuación unificadas entre todos los parques que forman el servicio en el Alto Aragón”.

Etiquetas