Comarcas

TEMPORADA DE ESQUÍ

Las estaciones de esquí reciben un gran número de visitantes

Remarcan que, con lo caído esta semana, “hay nieve asegurada para los próximos meses”

Este ha sido el fin de semana elegido por una gran mayoría de los amantes del esquí para practicar este deporte. Durante toda la jornada de ayer, las estaciones de esquí de la provincia presentaron un aspecto inmejorable, tanto en visitantes como en condiciones, con un amplio dominio esquiable. Desde las organizaciones esperan que pueda seguir así de aquí en adelante, y se mantengan las cifras de turistas. Además con fían en que la nieve caída con el paso del temporal Fien aguante toda la temporada.

En la Jacetania, las estaciones de Candanchú y Astún estuvieron muy animadas, durante una jornada en la que ofrecieron un dominio conjunto de 80 kilómetros esquiables con importantes espesores, gracias a las nevadas recientes.

Para el fin de semana esperábamos una gran afluencia y se han cumplido las previsiones. Ha habido buenas cifras de esquiadores y confiamos en seguir a este ritmo”, explicó el portavoz de Candanchú, Lucas Sáez, detallando que los espesores se mueven en torno a los 175 centímetros en las cotas altas y a los 120 centímetros en las partes más bajas del centro invernal.

Con las actuales condiciones invernales, el dominio formado por Candanchú y Astún “está encantado de recibir a los esquiadores”, ya que “van a poder disfrutar de casi el 100% de las instalaciones” de ambas estaciones, cuyos trabajadores consiguieron triplicar la superficie esquiable, en comparación con la que estaba abierta antes de este decisivo temporal de nieve y frío.

La impresión es que con las últimas nevadas “se garantiza la nieve durante los próximos meses, sobre todo en las cotas altas”, mientras que “en las partes bajas se ha reforzado el manto y se sigue trabajando en la innivación artificial” a fin de “continuar ampliando el dominio esquiable”.

Ribagorza

Las últimas borrascas han propiciado finalmente el “ambiente de nieve” tan necesario para el despegue definitivo de la temporada de esquí. Sin embargo, y pese a la calidad y cantidad de la nieve en las estaciones de esquí del Valle de Benasque, las condiciones meteorológicas no están siendo las más favorables y la borrasca de ayer impidió que se pudiera funcionar con normalidad.

Las fuertes rachas de viento obligaron a realizar una apertura parcial de remontes en Aramón Cerler, donde solo pudo esquiarse en 5 pistas de las 40 que se espera abrir hoy domingo al público, con un dominio esquiable de 48 kilómetros y espesores de hasta 75 centímetros de nieve. Aunque las condiciones mermaron la afluencia y se suspendieron cursillos de esquí como los de la Comarca de Ribagorza, la zona del Ampriu congregó a bastante público atraídos por las dos pruebas de “sprint” celebradas durante la mañana.

La estación de nórdico de Llanos del Hospital, que ofrece 12 kilómetros esquiables en sus tres circuitos y hasta 110 centímetros de espesor de nieve, registró bastante animación pese a la borrasca y el frío, “menos 10 grados aunque con el viento la sensación es mayor”, comentó su director, Mario García. “La gente sigue esquiando y haciendo raquetas”, comentó, aludiendo al “ambiente de nieve” tan esperado. “Ahora podrán abrir todas las estaciones, es como si empezara el invierno ahora”, concluyó.

Alto Gállego

La estación de Aramón Formigal-Panticosa registró ayer una buena afluencia de esquiadores en el primer fin de semana tras la nevada que ha acumulado hasta 190 centímetros de nieve esquiables.

Fuentes de Aramón comentaban a este diario que desde primeras horas de la mañana el parquin de Sextas se llenó de vehículos. “Como tenemos toda la estación abierta, había muchas ganas de disfrutar de todo el centro invernal y de toda la buena nieve que hay”. A primera hora de la tarde los cielos se cubrieron y empezó a nevar de nuevo en la zona norte de la Comarca Alto Gállego. Y la estación de Panticosa ayer cerró debido a las fuertes rachas de viento.

Hoy Formigal abre con 121 kilómetros esquiables y Panticosa con 21 kilómetros, los espesores van de 50 a 190 centímetros de nieve, con 118 pistas abiertas y 36 remontes. Se esperan temperaturas entre menos 7 y menos 10 grados, pero todo apunta a que los amantes del deporte blanco podrán acabar el fin de semana disfrutando del esquí.

Por otra parte, ayer se limpió la carretera de acceso al balneario de Panticosa que permanece cerrada desde el pasado martes, incluso ayer se realizaron voladuras en esta vía para desencadenar nieve debido al riesgo alto de aludes, y se está a la espera de que pueda abrirse esta carretera.

Etiquetas