Alto Gállego

ALTO GÁLLEGO - TRIBUNALES

El fiscal baraja pedir prisión permanente revisable para el asesino de Naiara

El ministerio público entiende que concurren los requisitos previstos por el Código Penal

El fiscal baraja pedir prisión permanente revisable para el asesino de Naiara
El fiscal baraja pedir prisión permanente revisable para el asesino de Naiara
R. G.

HUESCA.- La Fiscalía de Huesca estudia solicitar prisión permanente revisable para el presunto asesino de la niña Naiara que murió en la localidad altoaragonesa de Sabiñánigo tras recibir una brutal paliza de su tío político por no saberse una lección.

Fuentes judiciales han informado a Efe de que el ministerio público entiende que concurren los requisitos previstos en el artículo 140.1 del Código Penal para solicitar la referida condena, al ser la víctima una menor de 16 años en una situación de especial vulnerabilidad.

En un auto, al que ha tenido acceso Efe, la instructora del caso ha dado un plazo de cinco días a acusaciones y defensas para la presentación de sus respectivos escritos de calificación provisional de los hechos de cara a la apertura del juicio oral para su enjuiciamiento por un jurado popular.

La responsable judicial insiste en rechazar una vez más la declaración como investigada de la madre de Naiara, prueba solicitada por la acusación particular en nombre del padre biológico de la niña.

Entiende la magistrada que del resultado de las diligencias practicadas durante la instrucción no se deriva "indicio alguno de participación (de la madre) en la muerte de su hija, ni del conocimiento o consentimiento en los presuntos malos tratos que presuntamente se estaban dispensando a la menor en el entorno familiar del padrastro".

Añade que la madre no sólo no estuvo presente en la localidad en los días previos a la muerte de la menor sino que las pruebas de investigación tecnológica, principalmente mensajes vía 'whatsapp', evidencian que desconocía los supuestos malos tratos recibidos por su hija.

Se apoya, además, en el testimonio de su actual pareja, encausado junto a la abuelastra de la menor por presunto maltrato continuado, para rechazar también su comparecencia como testigo, ya que "de haber conocido estos presuntos malos tratos, no los hubiera consentido".

La presencia de la madre como testigo fue solicitada semanas atrás por el abogado de la abuelastra y del padrastro de la niña, al entender que su testimonio podía ser "fundamental" para aclarar si se produjeron o no malos tratos previos a la muerte por parte de ambos encausados.

Este letrado argumentaba, además, que la madre de Naiara era quien mejor conocía a su hija como tenedora de su custodia y, por tanto, las vivencias que experimentaba la niña en su entorno familiar.

La titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Jaca rechaza también una nueva exploración de las primas de Naiara, que asistieron a la larga tortura a la que fue sometida la niña, así como la comparecencia como testigos de responsables municipales de Sabiñánigo y de la escuela donde estudiaba la menor.

Sostiene la juez en su escrito que estas pruebas, solicitadas también por el representante del padre biológico de la víctima, "o bien ya han sido practicadas o bien no se consideran necesarias para la decisión de apertura del juicio oral ni la comprobación del hecho justiciable".

El auto, recurrible en la misma instancia judicial, anticipa la inminente apertura del juicio oral por unos hechos ocurridos en julio de 2017 en la vivienda de la abuelastra y del presunto asesino, mientras la madre de la menor trabajaba como interna en un hotel en Bielsa.

Etiquetas