Alto Gállego

ALTO GÁLLEGO - TURISMO

Los intensos 15 años innovando del Hotel El Privilegio en Tramacastilla de Tena

El establecimiento es pionero en la búsqueda de desestacionalización y de la oferta global a los clientes

Los intensos 15 años innovando del Hotel El Privilegio en Tramacastilla de Tena
Los intensos 15 años innovando del Hotel El Privilegio en Tramacastilla de Tena
S.E.

SABIÑANIGO.- El Hotel El Privilegio se encuentra en Tramacastilla de Tena, donde abría en diciembre de 2003. Quince años desde su apertura, afronta este 2019 "con mucha ilusión, con ganas de ofrecer el mejor servicio y trabajando en las diferentes oportunidades o retos que nos van planteando las circunstancias tanto en los años de crisis económica como este invierno en el que la nieve tardó en llegar", explica Juan Ignacio Pérez que, junto a su mujer Anabel Costas regenta este hotel con encanto.

"En invierno, el cliente quiere las mejores condiciones para venir a esquiar, con lo cual el que haya o no nieve nos afecta, por eso nos tenemos que ir adaptando a las oportunidades, a nuestros clientes, para que vengan igual con nieve que sin que haya nieve. Les ofrecemos otras actividades para que exclusivamente no sea el esquí, también tenemos senderismo, raquetas de nieve...., en definitiva, trabajamos para que pasen aquí su tiempo de ocio lo mejor posible".

La cercanía es la clave para estar alerta y no acomodarse. "Desde que abrimos las puertas de El Privilegio hemos demostrado que siempre había que estar cerca de los clientes, ofreciéndoles una amplia oferta de actividades. Desde el primer momento pensamos que no había que estacionalizar sino ofrecer servicios fuera de temporada, con alternativas que el cliente también busca. Además, de esta manera les damos a nuestros trabajadores una garantía con un puesto de trabajo para todo el año, tratando de mantener los servicios y de alguna manera, la gestión del hotel los 365 días del año".

En estos quince años, el turismo ha evolucionado. "No solo ha cambiado el turista su manera de pensar, de disfrutar de su tiempo, sino que también ha cambiado el escenario en el que jugamos. A través de las nuevas tecnologías han entrado formas de hacer la reserva, con lo cual nos hemos adaptado a las formas de contratar los clientes los servicios del hotel. Esto ha supuesto un esfuerzo continuado de ver las tendencias que hay en este sentido y en otros".

Es necesario estar al día de las necesidades del cliente, "que van cambiando en función no solo de la situación económica de cada uno sino del país, en relación con cosas o situaciones de otros lugares del mundo. Nosotros tenemos 25 habitaciones y lo que pase en el mundo nos afecta".

Para atraer al turismo a su hotel "hacemos un trabajo previo, para que estos clientes sean repetitivos, sean fieles", asegura Pérez. Argumenta que el cliente es exigente no solo durante su estancia en el hotel "sino también antes de venir y después de irse. Además, cualquier comentario en las redes sociales nos afecta, al cliente hay que cuidarle".

Antes de que El Privilegio abriera sus puertas hace quince años, "ya lo estábamos promocionando, por dos razones, por estar pendientes de todas las fluctuaciones que tienen los distintos mercados, que no todos son iguales, y por traer aquí un cliente diferente que no es el más cercano, lo que en algunas ocasiones nos ha permitido desestacionalizar un poco e ir a otro tipo de producto distinto al que consume el cliente más cercano o el nacional. En la época de crisis, hemos tenido clientes de fuera de España con un poder adquisitivo alto con el que de alguna manera equilibramos ese bajón de clientes españoles que tuvimos en lo más fuerte de la crisis que fue muy larga".

Este 2019, el Hotel El Privilegio de Tena trabaja "en la línea que nos ha caracterizado desde el primer momento, pero también estamos pendientes de los nuevos retos, de las nuevas oportunidades que ofrece la globalización, que nos está proponiendo cosas diferentes que hasta ahora no habíamos pensado para ofrecer a nuestros clientes, pero que debemos tener en cuenta".

Han firmado una alianza comercial con SEAT para la promoción del nuevo Tarraco, que podran probar los clientes. "Y estamos trabajando para ofrecer mejores servicios para que el cliente se sienta más único, sienta que los servicios se hacen para él y que lo tratamos lo mejor posible para fidelizarlo. La fidelización es el futuro, aunque en los hoteles pequeños es complicado porque el cliente busca diferentes opciones y las grandes cadenas tienen otras posibilidades. Los pequeños nos tenemos que adherir a otros grupos de comercialización o de gestión, pero conlleva un esfuerzo no solo de estar al día en información sino también un esfuerzo económico. No puedes acomodarte".

En el Valle de Tena y la Reserva de la biosfera Ordesa-Vignemale, dispone de un spa, parking cubierto, conexión Wi-Fi, servicio de restauración y gastronomía "con la tradición y el respeto por los sabores naturales, con excelentes productos del Valle de Tena" y habitaciones con todo el confort. Hasta el mínimo detalle.

Etiquetas