Alto Gállego

ALTO GÁLLEGO

Suspendido el juicio de mañana a la prima de Naiara

La menor está imputada por su supuesta asistencia al tiastro de la víctima

El fiscal pide penas de 3 años para seis jóvenes por una agresión racista en Jaca
El fiscal pide penas de 3 años para seis jóvenes por una agresión racista en Jaca
D.A.

HUESCA.- El Juzgado de Menores de Huesca ha suspendido la vista oral de mañana 16 de marzo contra una prima de Naiara, la niña de 7 años que murió como consecuencia de las heridas graves que le causó su tío político por no saberse la lección en Sabiñánigo en julio del 2017. La resolución ha sido trasmitida a las partes y se ha adoptado como medida preventiva por la propagación del coronavirus.

No obstante, el Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) decidió el viernes suspender todas las actuaciones judiciales salvo las que se consideren "urgentes y necesarias".

José Luis Vivas, letrado que ejerce la defensa de la abuelastra de la víctima, que está acusada en calidad de responsable civil directa derivada de los posibles hechos penales a la prima de Naiara, calificó la medida de "sensata con el fin de evitar la concentración de personas de distinta procedencia en espacios reducidos o cerrados". Al parecer, la suspensión de la vista había sido solicitada por el letrado de la abuelastra de Naiara y Marcos García Montes, que ejerce como letrado de la acusación particular por parte del padre biológico. Este último abogado, que pertenece al bufete de Marcos García Montes, explicó que la medida se solicitó al Juzgado de Menores para "evitar riesgos" por la propagación del covid-19.

La prima de la víctima, de 12 años, está imputada por su supuesta asistencia a Iván Pardo, tiastro de Naiara, al facilitarle los objetos que éste le solicitaba para cometer las torturas "absolutamente salvajes que sumieron a Naiara en estado de inconsciencia" y que a la postre supusieron el fallecimiento de la menor.

El escrito de la acusación particular del padre de Naiara solicita para la prima de la víctima la pena de 18 meses de libertad vigilada y que la abuela Nieves Pena, tutora de la menor, indemnice a los familiares de Naiara con 300.000 euros. Además, señala que en el caso concurre el agravante de parentesco. El letrado califica los hechos como constitutivos de un delito de maltrato habitual.

Etiquetas