Alto Gállego

ALTO GÁLLEGO - MEDIO AMBIENTE

Javier Fanlo: "Es probable que haya menos alevines de truchas en los ríos pirenaicos"

El agente de Protección de la Naturaleza analiza los efectos negativos de las lluvias en las puestas de huevos

Javier Fanlo: "Es probable que haya menos alevines de truchas en los ríos pirenaicos"
Javier Fanlo: "Es probable que haya menos alevines de truchas en los ríos pirenaicos"
J.F./AAPNA

HUESCA.- Las lluvias registradas después de las nevadas del Puente festivo de la Constitución y de la Inmaculada no han beneficiado a la freza o puesta de huevos de la trucha común en esta época del año, al ser desplazados por el incremento de los caudales en los ríos pirenaicos.

En declaraciones a este periódico, Javier Fanlo, agente de Protección de la Naturaleza (APN) de la comarca del Alto Gállego, explicó que "la freza es la reproducción de la trucha común que se realiza entre finales de noviembre y principios de diciembre. Esta especie busca zonas de agua continua que no se pueden llegar a secar pero sin demasiada corriente. El agua tiene que estar fría y oxigenada para realizar la puesta de huevos en estas zonas denominadas como frezaderos. Si pusieran los huevos en zonas de mucha corriente, el agua se los llevaría".

Generalmente los frezaderos se encuentran en las orillas del río, riachuelos, acequia o fuentes naturales colindantes al curso de agua. En estas zonas las truchas preparan el lecho donde van a depositar los huevos. En ese momento, se ponen de forma lateral y con la misma cola van removiendo el suelo para limpiar hojarasca y barro, para que quede la grava limpia.

Después de que la hembra deposite los huevos, remueve de nuevo las gravas para envolver los huevos con el fin de que estos queden ocultos o semienterrados.

El invierno es la mejor época para que los huevos estén tranquilos y no haya grandes avenidas que se los puedan llevar y permanezcan en el río hasta su eclosión.

Es previsible que con las lluvias posteriores a las nevadas del Puente de la Constitución y el deshielo, haya muchas puestas que se las habrá llevado la corriente ya que ha habido un incremento considerable del caudal de los ríos pirenaicos.

Respecto a los efectos de esta situación, se puede interpretar que el año que viene "es probable que haya menos alevines en los ríos de la provincia". El huevo arrastrado por la corriente no siempre puede parar a eclosionar en un lugar idóneo y esto puede hacer que queden expuestos en tramos inferiores del cauce fluvial y que sirvan de alimento para otras truchas adultas.

"La trucha es un depredador en la cadena trófica de la ictiofauna que existe dentro de nuestros ríos pirenaicos", describe. Además, los apn realizan la colocación de cajas Vivert con huevos de trucha común procedente de la piscifactoría de Planduviar perteneciente al Gobierno de Aragón.

Estas cajas son biodegradables y contienen en su interior hasta 1.500 huevos que están a punto de ser eclosionados. Según Fanlo, "los huevos son colocados en los tramos de río para reforzar las zonas en las que la trucha común haría la freza de forma natural. Así se aumenta la cantidad de alevines nacidos. Esta actividad se realizará a pesar de verse mermada la reproducción natural en los ríos".

Etiquetas