Alto Gállego

EMPRENDIMIENTO

La tradición del hanami de Japón, en los endrinos de Tramacastilla

Partcharan organiza visitas y catas de pacharán en la zona

Campo Fondanolo, con los endrinos en flor, donde van a ser las visitas guiadas.
Campo Fondanolo, con los endrinos en flor, donde van a ser las visitas guiadas.
Partcharan

Hanami es la tradición japonesa de observar la belleza de las flores. La palabra Hanami significa “ver flores”, pero no es necesario viajar hasta Oriente para poder vivir esta experiencia. Toño Cortijo, desde su microempresa Partcharan en Tramacastilla de Tena, propone vivir el “Hanami del Pirineo” realizando una visita a su finca Fondanolo, “el laboratorio de arañones donde estos días los endrinos están florecidos y su pequeña flor blanca es fácilmente reconocible”.

En la zona de Tramacastilla, el endrino es lo primero que florece. “La floración me sirve para ver dónde hay endrinos silvestres para luego volver a ese sitio a recoger el fruto, pero en el campo tengo diferentes variedades que florecen a distintas velocidades”.

Con estos ingredientes se le ocurrió hacer el Hanami del Pirineo. “Cuando los endrinos están en flor es una cosa muy bonita, parece como un campo de algodón. Y pensé en organizar visitas a la finca y hacer catas en el mismo campo, entre los endrinos en flor, al aire libre, unas seis personas por grupo, de las diferentes referencias de pacharán que elaboramos”.

En las visitas, que comienzan este jueves, “comprobaremos ‘in situ’ la evolución de la floración de las variedades de endrinos que tenemos plantados. Y es curioso porque, aunque son distintas, la flor es igual en todas y el fruto es muy parecido”.

Toño Cortijo, con la barrica de bourbon y cerveza artesana en la que ahora ha puesto pacharán.
Toño Cortijo, con la barrica de bourbon y cerveza artesana en la que ahora ha puesto pacharán.
Mercedes Portella

La intención es que estas visitas duren todo el tiempo que los endrinos estén en flor, “esperemos que no haya heladas porque sería fatal para estas flores”.

Toño Cortijo dice que en 2019 ya pensó en esta actividad que tenía prevista para 2020, “pero la covid impidió llevarla adelante, y este año puede ser una realidad. Creo que es una iniciativa atractiva”.

Se puede reservar la visita en el 605453428 o enviando un e-mail a info@partcharan.com.

Toño Cortijo elabora desde 2015 pacharán de manera tradicional en Tramacastilla de Tena con la denominación de Partcharan, donde ha unido la palabra pacharán con artesanal y Partacua. Recoge a mano los endrinos (arañones) silvestres en la sierra de La Partacua (Escarrilla, Sandiniés, Tramacastilla y Piedrafita).

En este tiempo, sus ganas de innovar le llevan a experimentar con este producto. “Hemos hecho un sistema de soleras. En las barricas más nuevas metes el pacharán del año y, luego, la primera que se embotella es la más vieja y esa barrica que se queda vacía la rellenas con la siguiente más vieja, es lo que se hace con el vino rancio, así consigues que se vaya envejeciendo sobre envejecido”.

Embotella diferentes tipos de pacharán: tradicional, a la menta, picante, a la pimienta rosa y pacharán de barrica, para conseguir que cada cliente pueda disfrutar de un pacharán adecuado a su gusto. 

Etiquetas