Alto Gállego

CORONAVIRUS

Dos fallecidos y 33 personas contagiadas de covid en una residencia de Sabiñánigo

Otros dos usuarios permanecen ingresados en un centro hospitalario de la provincia

Instalaciones de la residencia de personas mayores Emera-Valles Altos.
Instalaciones de la residencia de personas mayores Emera-Valles Altos.
R.M.V.A.

En la última semana Sabiñánigo ha contabilizado 68 personas positivas, de estas ha habido 33 casos en la residencia de personas mayores Emera-Valles Altos, 28 son usuarios y cinco son trabajadores del centro.

Dos personas de esta residencia han fallecido y otras dos permanecen ingresadas en un centro hospitalario.

La coordinadora del centro de Salud de Sabiñánigo, Pilar Cajaraville,  ha comentado a este diario que “afortunadamente la situación está estable y la vacunación está haciendo que, en principio, los casos sean menos graves. Estamos viendo que los vacunados con la pauta completa también se contagian, y esto nos lleva a ser más prudentes en cuanto a las ganas que tenemos de normalizar nuestra vida, pero no podemos bajar la guardia porque el virus está ahí y sigue atacando, nadie somos inmunes, aunque estemos vacunados”.

Pilar Cajaraville explica que es más fácil que el virus ataque a los más vulnerables, “pero ahora ya no se libran los jóvenes, hay jóvenes ingresados, hay jóvenes en la UCI y hay jóvenes falleciendo”. Con esta situación, dice, se va a resentir todo el sistema sanitario. “Si todos nos preocupamos y somos responsables, podremos tener una normalización en todos los niveles”. Asimismo, incide en que la mascarilla “a nadie nos gusta, pero no nos la podemos quitar, ya llegara el momento, precipitarnos no es bueno, está claro”.

Desde la residencia afectada agradecen la colaboración del centro de salud serrablés, “y pedimos respeto a la intimidad de los residentes y de los trabajadores”. Argumentan que “con la tasa de incidencia que hay en la calle se incrementa el riesgo, no sabemos de dónde viene el brote que tenemos. Los residentes reciben visitas y ellos también salen a la calle”, señalan las mismas fuentes.

La alcaldesa de Sabiñánigo, Berta Fernández, dice que están en contacto con la dirección de la residencia “para ayudar en lo posible y actuar si así nos lo solicitan y es necesario. Estamos lógicamente preocupados por el brote actual y a la espera de ver cómo evoluciona y si se puede contener de alguna forma”.

Berta Fernández reitera la “necesidad de seguir extremando la precaución y las medidas de seguridad porque es evidente que aun estando vacunados es posible la trasmisión del virus. Por lo tanto, lo que tenemos que hacer por responsabilidad social e individual, es mantener todas las medidas para intentar contener lo máximo posible la trasmisión de este virus que además acabamos de comprobar que sigue haciendo mella de forma muy significativa, en las personas de edad avanzada”.

Etiquetas