Alto Gállego

ALTO GÁLLEGO - APICULTURA

“Si en agosto hay tormentas las mieles de otoño irán bien”

Azpe García desarrolla un proyecto en torno a las abejas en Artosilla

Colmenas de Azpe García en el puerto Los Fenales.
Colmenas de Azpe García en el puerto Los Fenales.
A Redolada

La recolección de la miel de primavera “ha sido muy buena y la de verano, un poco peor porque el mes de julio ha sido bastante seco, no lo parece, pero no ha sido caluroso y no ha llovido casi nada en todo el mes”, explica Azpe García que bajo el nombre de “A Redolada”, desarrolla un proyecto en torno a las abejas en el pueblo de Artosilla, municipio de Sabiñánigo.

De las más de 150 colmenas que tiene repartidas en el valle de la Guarguera, el verano pasado llevó unas cuantas al puerto de los Fenales, en la sierra de Guara, un prado natural de alta montaña a 1.500 metros de altitud. “El año pasado nos salió una miel espectacular, estaba muy rica, y este hemos subido más colmenas".

Sin embargo, a pesar de que hay mucha flor, como no ha llovido tanto no hay mucho néctar, porque la planta para producirlo necesita tener mucha agua disponible”. Argumenta que estas condiciones “son un poco engañosas porque ves un prado muy florido, pero en realidad las abejas no están trabajando nada. Entre esto y las temperaturas bajas que tuvimos en julio, para ser un mes de verano, de esta miel que esperábamos obtener más cantidad, sacaremos nada o muy poco. Si ahora en agosto hay alguna tormenta, imaginamos que las mieles de otoño irán bien”.

Abriendo un cuadro de una colmena este verano.
Abriendo un cuadro de una colmena este verano.
A Redolada

La primavera ha ido bastante bien, ha llovido y ha hecho calor, lo que se ha traducido en mucha floración, pero el verano flojea y las expectativas están puestas ya en la recolección de la miel de otoño.

“La primera que recogemos es la miel de romero, y luego hemos hecho dos cortes diferentes de mil flores de primavera de dos sitios distintos, y hemos sacado también un poquito de miel floral de Escobizo”. Azpe García explica que el Escobizo es una planta “que se ve bastante fácil pero mucha gente no la identifica. Tiene unas florecitas pequeñas y blancas con forma como de cojinetes y sale mucho por los taludes, por las cunetas, entre campos, es una planta que no conoces, pero cuando te dicen cuál es, la empiezas a ver por todas partes; florece en mayo”.

A finales de verano, traslada, “hacemos una miel de mil flores que normalmente es de la que más sacamos, y ya en otoño es el mielato de encina y robre, que es la miel clásica de esa época del año”.

Talleres

Con el proyecto A Redolada y a través de talleres, Azpe explica el mundo de las abejas, cómo viven, cómo se organizan, cómo se comunican... “Se trata de mostrar algo más sobre estos insectos, sin olvidar la especial relación que hemos tenido los seres humanos con ellos desde la antigüedad hasta ahora, cómo trabajan los apicultores, qué herramientas usan...”.

En julio retomaron estos talleres y ahora en agosto están muy animados. “Ofertamos actividades todos los fines de semana. Estamos trabajando con grupos muy reducidos, en principio con 10 personas máximo para mantener todos los protocolos de higiene, pero también a partir de cinco personas lo consideramos grupo y podemos fijar otra fecha u otro horario si les conviene”, apunta. Los asistentes a estos talleres conocen los productos de la colmena. “Hacemos una cata guiada de los más relevantes como miel, polen, propóleos, para aprender a distinguir sus características y propiedades”, indica.

Antes de comenzar, Azpe García realiza una visita guiada para dar conocer in situ cómo viven las abejas en las colmenas que tiene en Artosilla.

Además, participa en el programa de turismo de la Comarca “Sabores del Alto Gállego”, para potenciar a los productores agroalimentarios de la zona. “En agosto estamos varios días trabajando con este programa”, añade. 

Etiquetas