Alto Gállego

COLABORAN: CAJA RURAL DE ARAGÓN Y DIPUTACIÓN PROVINCIAL DE HUESCA

Biescas trabaja por atraer a más vecinos y cuidar a los habituales

#CONTRALADESPOBLACIÓN

Local social de Orós Bajo, reformado recientemente.
Local social de Orós Bajo, reformado recientemente.
A.B.

Biescas trabaja desde hace años por asentar población en los núcleos, por mantener los servicios y crear nuevos equipamientos. Este municipio cuenta con 12 núcleos habitados: Aso, Yosa, Betés, Barbenuta, Espierre, Escuer, Gavín, Javierre del Obispo, Oliván, Orós Alto, Orós Bajo y Piedrafita de Jaca, además de Biescas. La alcaldesa, Nuria Pargada, dice que a todos se les apoya en la medida de lo posible “porque nos interesa asentar población, gente que aporte ideas nuevas, aparte de mantener la población habitual”.

Hay pedanías como Aso, Yosa y Betés o Gavín y Piedrafita, con alcalde pedáneo. “En los demás pueblos el Ayuntamiento de Biescas tiene representantes del alcalde que cada uno elige de una manera, en unos va por casas y se cambia cada año, en otros se elige entre los vecinos, y en otros hay que buscar voluntarios”.

De Orós Alto y Orós Bajo, la edil destaca la presencia de ganadería. “Intentamos apoyar a los ganaderos para que tengan facilidades a la hora de hacer su trabajo”. Y hace hincapié en los locales sociales. “El último que hemos reformado ha sido el de Orós Bajo que no lo tenía en condiciones. Se reformó con el Programa de Obras y Servicios de la Diputación Provincial de 2019-2020”.

A este respecto, también menciona el acondicionamiento del “parlamento” de Barbenuta, lugar de reunión de los vecinos donde en el piso superior estaba la escuela que se reformó con una subvención de la Diputación Provincial. En el edificio hay espacio para las reuniones de los vecinos y en el piso de arriba está la escuela recuperada como antaño, con sus pupitres, sus mapas... Los vecinos de los pueblos dan mucho uso a los locales sociales”.

En el propio Biescas también se intenta asentar población. “Sobre todo en la temporada del esquí hay mucho movimiento, vemos que hay quien ha venido a trabajar en invierno y después se ha quedado”.

Nuria Pargada destaca el Vivero de Empresas que Adecuara ubicó en el polígono de la localidad y que sirve de lanzadera a nuevos emprendedores. “En el ayuntamiento tenemos un agente de Desarrollo Local para trabajar con las personas que arrancan en el vivero. Hay una pareja que tiene viñas en Barbenuta que empezó trabajando en este vivero. Ahora han montado su bodega en Barbenuta y aquí viven con sus hijos”.

En cuanto a proyectos, explica la alcaldesa que el Consistorio está preparando en el Centro Cívico un espacio para alquilar pequeños despachos para gente asentada en Biescas “que no tiene un sitio físico para oficina”. Y alude a la falta de viviendas de alquiler. “Hemos notado que este es un problema de todo el valle”. Y preocupa el tema sanitario “tanto en lo referente a ambulancias como en la falta de médicos”.

En el municipio de Biescas hay núcleos que no están poblados: Búbal, Polituara, Saqués, Ainielle, Susín, Berbusa y Casbas de Jaca.

Búbal forma parte del Programa de Recuperación y Utilización Educativa de Pueblos Abandonados (Prueba), un proyecto educativo que pretende un acercamiento a la vida rural de los jóvenes que, en su mayoría, viven en el mundo urbano. Polituara, que está recuperando, inauguró hace dos años la rehabilitación de la iglesia. En Saqués, la Asociación de antiguos vecinos está trabajando en su recuperación, y en Susín la Asociación Mallau organiza quedadas y campos de trabajo. Y en Ainielle, hace unos años, se recuperó el antiguo molino. 

Etiquetas