Alto Gállego

ALTO GÁLLEGO - COSAS DE CASA

La Peña la Murga de Sabiñánigo cumple su 50 aniversario

Lo celebra con música, cena de socios, animación infantil, risas, mucha alegría y ganas de juntarse

La Peña la Murga de Sabiñánigo cumple 50 años.
La Peña la Murga de Sabiñánigo cumple 50 años.
M.P.

La Peña la Murga de Sabiñánigo cumplía en abril su 50 aniversario y el fin de semana pasado lo celebró por todo lo alto con música, cena de socios, animación infantil, risas, mucha alegría y muchas ganas de juntarse tras dos años de pandemia sin poder celebrar nada. Muchos vecinos de todas las edades se acercaron al pabellón polideportivo de la plaza de la Constitución donde se organizaron los actos festivos.

Todo comenzó un 11 de abril de 1972 cuando una cuadrilla de amigos “no encontraron un hueco en el seno de ninguna de las tres peñas que por aquel entonces existían en nuestra localidad, que eran la Peña Edelweiss y las ya desaparecidas la Juventud y la Revoltosa”, cuenta la Murga con detalle en su página web.

La Peña la Murga se encarga de llevar los gigantes en las fiestas de Santiago.
La Peña la Murga se encarga de llevar los gigantes en las fiestas de Santiago.
M.P.

Al no encontrar un sitio en esas peñas, el grupo de amigos decidieron formar una peña con identidad propia, con un carácter singular y diferente. “Fruto de todo eso nació la Peña la Murga”.

Por aquel entonces, esa cuadrilla, como toda la juventud del pueblo, se movía por el único bar de la localidad que frecuentaba la gente joven, “el ya tristemente olvidado Club Parroquial, pues ir a los bares con 15 o 16 años no estaba bien visto”.

A los pocos meses de ese abril, llegarían las fiestas de Santiago y el objetivo de aquellos chavales sería sacar una carroza para el desfile, “ya que había una subvención de 6.000 pesetas por carroza de parte del Ayuntamiento y esta era la única manera de hacernos con algún dinero en aquellos duros comienzos”.

Foto de los equipos ganadores de las 36 Horas de Fútbol Sala de este 2022.
Foto de los equipos ganadores de las 36 Horas de Fútbol Sala de este 2022.
M.P.

Aquella carroza consistió en una caseta construida con cartones y alambres y rodeada de bojes. “Y ese fue el primer dinero de la Peña que, junto con la pequeña cuota que nuestra primera junta decidió imponer a los socios de una cuantía de cuarenta duros, nos ayudó a salir adelante”.

La Peña la Murga se identifica con chaleco amarillo. “Y al igual que el chaleco, el escudo también ha perdurado hasta nuestros días. Fue ideado por gente de la peña, inspirados en la murga que dimos con los bombos durante las fiestas, que por aquel entonces no era muy normal. Nuestros comienzos fueron duros, pero vistos los frutos obtenidos merecieron la pena”, según las mismas fuentes.

En estos años, la Peña la Murga de Sabiñánigo no solo tiene una presencia muy activa sobre todo en las fiestas de Santiago, donde se encarga también de sacar la pareja de gigantes durante el desfile inicial de fiestas, sino que también se ha hecho con la sección de fútbol sala que cuenta con varios equipos en liga, así como de baloncesto. El pasado abril celebró la edición número treinta y tres de las 36 Horas de Fútbol Sala, un evento muy esperado con la participación de equipos de todas las categorías.

El presidente de la Peña la Murga, Javier Ferrer, dice que esta edición “era muy esperada, muy especial, todos teníamos muchas ganas de celebrarla. Después de dos años, pudimos darle forma en un momento en el que celebramos nuestro 50 aniversario”.

En cuanto a este cumpleaños, Javier Ferrer dice que no es “una tarea fácil mantenerse tantos años, pero llegados hasta aquí, queremos seguir”.

La alcaldesa Berta Fernández les felicita y les anima “a continuar otros 50 años más”. La edil argumenta que hablar de la historia de Sabiñánigo “es hablar de la peña la Murga, 50 años son muchos años. Sus 800 socios representan el 8,5 por ciento de la población de Sabiñánigo. Es imposible pensar en nuestras fiestas sin pensar en esta peña”.

Y el concejal de Fiestas, Rubén Lafragüeta, apunta que son 50 años “siendo un motor festivo, social y cultural de nuestra localidad. Son vecinos que han invertido su tiempo en inundar Sabiñánigo y sus calles de diversión y felicidad”. 

Etiquetas