Alto Gállego

ALTO GÁLLEGO

Inician las obras del nuevo acceso a la fábrica de Inquinosa en Sabiñánigo

Los trabajos servirán como paso previo al futuro desmantelamiento de las instalaciones

Berta Fernández junto a Carlos Gamarra.
Berta Fernández junto a Carlos Gamarra.
M. P.

Las obras de construcción de un nuevo vial de acceso a la fábrica Inquinosa de Sabiñánigo comenzaban este lunes como paso previo para proceder al futuro desmantelamiento de sus instalaciones.

La construcción del vial permitirá que los camiones que transporten material durante la futura obra de desmantelamiento tengan salida directa a la carretera nacional N-330, a través de la calle Cañada Real. Esta nueva calzada dará mayor agilidad a los trabajos y a la circulación de vehículos, dado que hasta ahora el paso a las instalaciones de la factoría se realiza por un tramo privado, cuyo uso está sujeto a autorización.

Este nuevo vial tendrá unos 500 metros de longitud y un presupuesto de 660.000 euros. Parte de su financiación es con fondos europeos, y un plazo de ejecución de cinco meses. Se estima que esté terminado entre enero y febrero del próximo año.

El director general de Cambio Climático y Educación Ambiental del Gobierno de Aragón, Carlos Gamarra, ha visitado este lunes los trabajos acompañado de la alcaldesa de Sabiñánigo, Berta Fernández.

Gamarra valoró como “fundamental, imprescindible y necesaria” esta obra que supone “un paso más para el desmantelamiento de Inquinosa”, y anunció que el derribo y la gestión de los depósitos metálicos de la antigua fábrica ya se encuentra en fase de licitación. “Además, los últimos residuos almacenados en esta fábrica, perfectamente encapsulados y protegidos, saldrán de la misma para su tratamiento especializado antes de que finalice este año. Hay que recordar que no solo están los edificios principales de la fábrica, sino que también había otros equipamientos”.

De cara al desmantelamiento de la fábrica, las obras de este nuevo acceso incluyen, además, la habilitación de una campa con aparcamiento y zona de acopios, donde se ubicarán los vehículos, el material y el equipamiento necesarios para el derribo y posterior gestión de los escombros. Igualmente, los trabajos comprenden el acondicionamiento del terreno para la instalación de los diferentes servicios necesarios para los trabajadores. “Este vial es muy importante y necesario para acometer después los trabajos de desmantelamiento de Inquinosa”.

A todas estas nuevas actuaciones se suma la iniciada en mayo, el seguimiento hidrogeológico del espacio de esta fábrica que tiene como objetivo su control continuo y sistemático, y el conocimiento detallado del subsuelo, lo que se completará una vez se desmantele la planta. Una actuación esta, cuyo proyecto se encuentra en proceso de tramitación ambiental.

Para la financiación de los futuros trabajos de desmantelamiento de Inquinosa, Carlos Gamarra explicó que se ha entrado “en el nuevo programa operativo Feder 21/27, por lo tanto, tendremos financiación europea, y también tenemos un convenio con el Gobierno de España que vamos a intentar que nos lo renueven”. Asimismo, incidió en que hay que tener en cuenta “que los trabajos de descontaminación son tremendamente caros, y con fondos únicamente del Gobierno de Aragón estaríamos mucho más atrás. Esperamos que durante 2023 podamos licitar la primera fase del desmantelamiento de la fábrica de Inquinosa que consistirá en acometer obras y desmantelamiento de todo el exterior de los edificios principales, y costaría entre 700.000 y un millón de euros. Aunque no tenemos fecha para este desmantelamiento esperamos que se pueda llevar a cabo lo antes posible”.

En cuanto a los niveles de contaminación del agua, el director general explicó que desde 2014 “en todos los análisis que se han realizado por el Gobierno de Aragón, que son muchos, tenemos un laboratorio dedicado casi en exclusiva a analizar diariamente muestras a lo largo de la cuenca del río Gállego. No ha habido ningún análisis que nos dijera que haya índices superiores a lo permitido en cuanto a desechos de lo que es la fabricación de lindano”.

La alcaldesa Berta Fernández dijo que cada uno de los avances que se van produciendo “es un paso importante para Sabiñánigo, para llegar a ese futuro que sea próximo, de desmantelación y de contaminación cero”. La edil recordó e hizo hincapié en que, desde los últimos años, el Gobierno de Aragón “está apostando de una forma muy decidida por el tema de la descontaminación del lindano en Sabiñánigo. De hecho, creo que somos un referente a nivel nacional e internacional en la descontaminación por estos pesticidas, y eso nos hace esperanzar un futuro próximo en el que podamos decir que finalmente Sabiñánigo se encuentra totalmente descontaminado y que somos un ejemplo y un referente para otros sitios”.

La empresa Industrias Químicas del Noroeste, S.A. (Inquinosa) inició su actividad en Sabiñánigo en el año 1975, finalizó la producción de lindano en 1989, y su comercialización en 1992. Dos años más tarde la actividad cesó de forma definitiva, y la fábrica se quedó en estado de abandono. 

Etiquetas