Alto Gállego

#contralaDESPOBLACIÓN

Estudian las aportaciones de la inmigración para revitalizar áreas rurales

Investigadores de diez países europeos visitaron el pueblo de Ibort y Sabiñánigo el viernes para conocer su situación

Raúl Lardiés y el grupo de investigadores internacionales en su visita a la localidad de Ibort.
Raúl Lardiés y el grupo de investigadores internacionales en su visita a la localidad de Ibort.
Unizar

Investigadores de diez países europeos visitaron este viernes la comarca del Alto Gállego como parte del estudio sobre las aportaciones de la inmigración en la revitalización de áreas rurales y de montaña que desarrolla el proyecto Matilde (Migration Impact Assessment to Enhance Integration and Local Development In European Rural And Mountain Areas).

El profesor del Campus de Huesca de la Universidad de Zaragoza (Unizar), Raúl Lardiés, lidera en España este proyecto en el que también participan científicos de Italia, Inglaterra, Suecia, Finlandia, Noruega, Turquía, Alemania, Bulgaria y Austria.

El pueblo de Ibort y Sabiñánigo han sido los escenarios de los encuentros de estos especialistas con nuevos y antiguos pobladores y con técnicos y representantes de las instituciones locales.

El proyecto, que comenzó su andadura hace dos años, analiza los efectos de la inmigración en la revitalización demográfica y el desarrollo socioeconómico del medio rural y de montaña, para después poder elaborar propuestas de actuación de cara a mejorar las formas de vida y el asentamiento de población en estos espacios.

Para ello se están estudiando las dinámicas generadas en trece regiones europeas y Aragón es una de ellas.

La delegación, en la que junto a Raúl Lardiés estaba el profesor finlandés Jussi Laine, coordinador europeo de esta iniciativa, ha podido abordar sobre el terreno el papel y la situación de los inmigrantes europeos y extracomunitarios en esta última comarca. En la visita a Ibort, hablaron con integrantes de la asociación Artiborain, creada en los años 80 para repoblar varias localidades altoaragonesas, y con habitantes extranjeros de este pueblo.

Los investigadores también se reunieron con personal del Centro Comarcal de Servicios Sociales de la Comarca del Alto Gállego, para conocer el papel y los instrumentos que el ente tiene para favorecer el asentamiento e inclusión de personas migrantes que quieren establecerse en este territorio.

Raúl Lardiés explica que el Alto Gállego cuenta con un 10,5 por ciento de población extranjera (un poco menos de la media aragonesa, que está en un 12 por ciento), de la cual, algo menos de la mitad es extracomunitaria. “La existencia de núcleos de población importantes, con servicios, ha contribuido a su asentamiento, así como las posibilidades de empleo existentes en sectores como el turístico o el industrial. Sin embargo, las personas extranjeras residen mayoritariamente en la capital, trabajan principalmente en el sector servicios y, en una proporción mucho más baja que la población local, en la industria”, indica.

En la investigación han participado agentes socioeconómicos, políticos, culturales y territoriales de los distintos espacios. En la web del proyecto se pueden consultar los informes y materiales ya elaborados, que servirán de base para las conclusiones globales. 

Etiquetas