Alto Gállego

Tractorada de Biescas: “Renovables, pero así no”

Medio centenar de vehículos se manifestaron en contra de los macroproyectos fotovoltaicos propuestos en la región

La plaza de la localidad pelaire fue el centro de reunión para las decenas de tractores congregados.
La plaza de la localidad pelaire fue el centro de reunión para las decenas de tractores congregados.
M. P.

Vecinos del Alto Gállego, de la Jacetania, y de otras localidades, se manifestaron ayer en Biescas en contra de los macroproyectos fotovoltaicos y líneas de evacuación que se quieren colocar en estas zonas. Participaron 34 tractores, un camión y doce vehículos particulares en el recorrido desde el polígono Las Pasarelas hasta la plaza de la localidad pelaire tras recorrer varias calles. La comitiva la abrían vecinos a pie y representantes de todos los grupos políticos municipales que de forma unánime apoyan esta y otras acciones que ya se han organizado en contra de estos proyectos.

Portaban pancartas y carteles donde se podía leer: “Renovables sí pero no así”, “Placas en el tejado, no en el campo”, “Se vende el Pirineo, placas no”, “Más vacas, menos placas”, entre otras. También se colocaron pancartas en diferentes puntos de la localidad: “Sin agricultura no hay futuro”, y en los propios porches de la plaza: “No macroparques solares en el Pirineo”, o a la entrada de Biescas y en el mismo balcón del ayuntamiento.

A las doce del mediodía, Mayte Coti, una de las vecinas afectadas, leyó un manifiesto que esta semana van a enviar en una carta al presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, explicándole que no están de acuerdo con estos proyectos fotovoltaicos.

En el escrito que se leyó ayer, inciden en que la ganadería, la agricultura y el turismo, “son los pilares fundamentales de los pueblos. Las gentes que viven aquí mantienen y conservan la naturaleza, y están desapareciendo. Por eso deberían apoyarnos en vez de perjudicarnos”.

En cuanto al proyecto que se pretende llevar a cabo, dicen que las placas “no son más que una distracción para crear una red de distribución y conectar sus instalaciones privadas con el punto de acceso SET Biescas mediante una línea desmesurada e innecesaria. Además, no ha quedado plasmado ni el uso ni la viabilidad de las placas a largo plazo, pero ha quedado demostrado que el proyecto enriquecerá a empresas externas de la comunidad, y, además, a los políticos que han hecho viable el proyecto”. Todos los afectados dejan claro en la misiva que “no estamos en contra de las energías renovables. Sin embargo, sí que reclamamos que se implanten de forma sostenible y perjudicando de la menor forma posible al medio ambiente y al paisaje, que representan la forma de vida de los pueblos”. Mayte Coti comentaba a este diario que con estas acciones “defendemos nuestra tierra y nuestro entorno del nuevo proyecto que nos va a perjudicar a todos”.

Etiquetas