Bajo Cinca

BAJO CINCA - RECICLAJE

Los colegios del Bajo Cinca fabricarán su propio compost orgánico

La iniciativa, promovida por la comarca, se engloba dentro del proyecto "Escuelas responsables"

Los colegios del Bajo Cinca fabricarán su propio compost orgánico
Los colegios del Bajo Cinca fabricarán su propio compost orgánico
J.C.

FRAGA.- Los escolares de doce colegios de educación infantil y primaria y un instituto de secundaria de la comarca del Bajo Cinca reciclarán los residuos orgánicos que generan a diario fabricando con ellos su propio compost, que utilizarán como fertilizante orgánico en sus huertos escolares o los jardines de sus centros. Reducir la basura orgánica que se produce en los comedores escolares y en los colegios y que no llegue al vertedero, reciclando y reutilizando ese residuo, es el objetivo del proyecto "Escuelas Responsables", que ha puesto en marcha el área de Medio Ambiente de la comarca del Bajo/Baix Cinca. Esta miércolers los directores de los trece centros educativos y el presidente del Consejo Comarcal, José Evaristo Cabistañ, han firmado el convenio para desarrollar este programa.

La Comarca comprará compostadoras que entregará próximamente a los colegios que participan, que recibirán también un taller sobre el uso de la máquina y la preparación del compost. Los colegios que se han sumado a este convenio son el IES Bajo Cinca, y los colegios María Moliner, Miguel Servet, San José de Calasanz y Santa Ana de Fraga, y los de Belver, Candasnos, Mequinenza, Ontiñena, Osso de Cinca, el CRA de Torrente de Cinca con Velilla y Miralsot y Zaidín. Los colegios recibirán la compostadora y el cursillo de formación, alrededor de la Semana Santa. Las compostadoras tardan entre 6 y 8 semanas en preparar el compost y las hay de tres tamaños: 125, 270 y 400 litros, atendiendo al número de alumnos de cada colegio y sí se tiene servicio de comedor.

El presidente de la Comarca ha ligado este proyecto con la próxima implantación de la recogida selectiva de materia orgánica en Fraga, con el quinto contenedor, el de color marrón. El nuevo Plan de Gestión Integral de Residuos de Aragón, plan Gira, obliga a esa recogida en los municipios aragoneses de más de cinco mil habitantes, como es el caso de la capital fragatina, antes del año 2020. "Ya hicimos una experiencia piloto en Candasnos y ahora queremos introducir esta cultura del reciclaje y la reutilización de este residuo orgánico en los colegios, porque es importante que los jóvenes se acostumbren a ello. Hay que concienciarse de que en un breve margen de tiempo tenemos que reciclar al menos el cincuenta por ciento de los residuos que generamos", ha señalado José Evaristo Cabistañ.

La técnico de medio ambiente en la comarca, Carol Galicia, destacó la importancia de poder convertir la basura orgánica en compost y reutilizarlo en el centro que lo genera, en este caso, un colegio. Y es que casi un 40% de los residuos que se depositan en la bolsa de basura, son orgánicos. "Trabajamos con los colegios porque son un centro generador de este tipo de residuos orgánicos, junto con grandes superficies y restaurantes. Buscamos avanzar en el objetivo de residuos cero, que cada vez se recicle más, para conservar el medio ambiente y que el residuo se pueda reutilizar en el mismo centro, recuperando y promocionando proyectos de educación medioambiental como los huertos escolares", ha indicado Carol Galicia.

Para este año, la Comarca del Bajo Cinca espera iniciar la implantación del contenedor marrón, de basura orgánica en Fraga, tal como dispone el Plan Gira. Carol Galicia ha explicado que la norma obliga a hacerlo antes del 2020, "es complicado, pero vamos a hacerlo por fases. Empezaremos con el casco antiguo, con unos cuatro mil habitantes. Luego trabajaremos con restaurantes y comercio y antes de final de año intentaremos llegar a toda la ciudad", ha señalado la técnico de medio ambiente en la Comarca del Bajo Cinca.

Etiquetas