Bajo Cinca

bajo cinca/URBANISMO

Consulta a los ciudadanos por el destino del solar de Casa Dueso en Fraga

Esta fase durará todo agosto y septiembre siendo la tercera de cuatro que finalizarán en octubre con la decisión final

La valle del solar que protege el solar con la Iglesia de San Pedro tras ella
La valle del solar que protege el solar con la Iglesia de San Pedro tras ella
J.C.

El Ayuntamiento de Fraga inicia este mes de agosto la tercera fase del proyecto participativo que se puso en marcha para diseñar y decidir qué actuaciones se acometen en el Solar de la antigua Casa Dueso, que fue derribada hace trece años.  

En esta fase, que se prolongará a lo largo de estos dos meses de agosto y de septiembre, se recibirán las propuestas que aporten los ciudadanos. La Casa Dueso ocupaba un talud que salva un desnivel de unos diez metros, con lo que su derribo dejó un enorme agujero entre la Plaza de San Pedro y el Palacio Moncada que afea una de las zonas más céntricas y emblemáticas del casco histórico fragatino.

El Ayuntamiento de Fraga encargó a Espacio Diseño, un estudio de arquitectura local, que desarrollara un informe sobre las diferentes posibilidades de obras a realizar en ese solar que, ahora mismo, está protegido por una simple valla de construcción. El gabinete presentó cuatro propuestas de actuación de diverso alcance y cuantía económica.

La primera opción planteada presenta una plaza en varias alturas, adaptándose al desnivel del talud existente y tiene un presupuesto aproximado de 388.000 euros. La segunda propuesta prevé una inversión de 730.000 euros y amplia la actual zona de parking y contempla un parque infantil. 

La tercera y la cuarta opción plantean ampliar la plaza de San Pedro con una plataforma pública y la construcción de un edificio de nueva planta que se destinaría a parking cubierto, en el caso de la tercera opción, o para diferentes servicios municipales como podría ser el archivo municipal. En ambos casos, la inversión rondaría 1.200.000 euros.

Ya con las cuatro propuestas en la mano, el Ayuntamiento puso en marcha un proceso de participación ciudadana, con cuatro fases, para que los ciudadanos puedan dar su opinión sobre el destino que se le debe dar a un espacio tan significativo. En la primera fase del proceso de participación se presentaron las cuatro propuestas de actuación que se han planteado, a través de medios digitales y formato físico. 

El pasado mes de julio se desarrolló la segunda fase con la celebración de un taller en el que los técnicos de la empresa y del Ayuntamiento resolvieron las dudas que presentaron los ciudadanos.

“Ahora, durante estos dos meses de agosto y septiembre los ciudadanos podrán aportar sus propias sugerencias y opiniones. Queremos saber, sobre todo, que tipo de uso se le quiere dar a ese espacio, que servicios creen los ciudadanos que son más necesarios para esa zona. En todo caso, esperamos que haya mucha participación, porque el lugar merece la pena”, ha indicado la concejal delegada de urbanismo, Esther Rubio.

En octubre llegará la cuarta fase del proceso, con la exposición de las conclusiones finales y la elección del proyecto definitivo.

Etiquetas