Cinca Medio

CINCA MEDIO - TEJIDO EMPRESARIAL

Premian por su internacionalización a Defeder Alcolea tras una "dura decisión"

Esta empresa familiar, dedicada a productos 100 % ecológicos, entró en el mercado internacional debido a complicaciones para hacerlo en el nacional

Instalaciones de Defeder en Monzón.
Instalaciones de Defeder en Monzón.
S.E.

En plena crisis financiera del año 2008 nació en Albalate de Cinca, un pueblo de la comarca Cinca Medio, en la provincia de Huesca, la empresa familiar Defeder Alcolea, formada por dos hermanos, Joaquín y Raúl Saila.

“Nacimos en plena crisis financiera y debido a que nos costó mucho entrar en el mercado nacional, tuvimos que introducirnos en el internacional”, apunta Joaquín Saila, uno de los propietarios de Defeder, empresa que actualmente se ubica en Monzón.

Por ello, les hizo “mucha ilusión” el accésit de Internacionalización que se les concedió en los Premios Pyme de este año, unos galardones que conceden el Banco Santander y la Cámara de Comercio de Huesca, en colaboración con la Cámara de España y DIARIO DEL ALTOARAGÓN.

Los hermanos Saila durante la gala Premio Pyme del Año, el pasado 16  de septiembre en Huesca.
Los hermanos Saila durante la gala Premio Pyme del Año, el pasado 16 de septiembre en Huesca.
S.E.

“Lo de introducirnos en otro mercado que no fuera el nacional nos costó mucho y fue una decisión dura de tomar”, afirma Joaquín, por lo que están “muy satisfechos” de que se les haya reconocido su trabajo.

Un reconocimiento que según redactaron en el acta del jurado de estos premios, se les ha otorgado “por su esfuerzo y dinamismo en materia de internacionalización, con un aumento importante en volumen de exportaciones, alcanzando la cifra de 12 millones de euros”. Además, destacaron también la apuesta de Defeder “por la economía circular y su importancia como factor de asentamiento en el medio rural”.

Y es que, Defeder está dedicada a dos vertientes, por un lado se encuentra la fabricación de complementos para la alimentación de mascotas a partir de materias primas orgánicas, y por otro lado, la fabricación de nutrientes ecológicos para una agricultura sostenible mediante la economía circular y la viabilidad, de la mano de I+D+i.

Porque el objetivo y visión de la empresa Defeder Alcolea es desarrollar “unos productos cien por cien ecológicos y específicos a cada cultivo, todo esto con un servicio personalizado”.

“Estamos ya presentes en más de 20 países, y en torno a un 60 % de la facturación es internacional, frente al 40 % que procede del país”, explica Joaquín, quien asegura que “eso es lo que les posiciona en el tema de la internacionalización”.

Además, destaca que en los países en los que la empresa está entrando, valoran que apuesten por la economía circular, ya que los productos que ya no se pueden utilizar, que no sirven para el consumo humano, los aprovechan para otras fabricaciones, y “así vuelven a tener otra vez una utilidad”.

Así mismo, estos países valoran también que la empresa trabaja en conseguir ‘residuo cero’ y utilizar productos ecológicos, algo que les permite “entrar en países asiáticos, en el norte de África o en cualquier punto de Europa”.

Pese a ello, desde Defeder aseguran que “cada día se intenta mejorar para lograr también otras maneras de conseguir materias primas, porque son “muy importantes” y , actualmente, “empiezan a escasear”, lamenta el empresario.

En cuanto a perspectivas de futuro, uno de los propietarios de esta empresa asegura que están mirando de introducir otros productos y líneas de trabajo, en este caso, con “bioestimulantes y bioplaguicidas”, porque “también están en auge”.

Además, la empresa, que actualmente cuenta con treinta y dos trabajadores en su plantilla, también espera que con la inclusión de estos dos nuevos aspectos, pueda ampliarse el número de trabajadores de la misma.

“Estamos teniendo un año bastante bueno”

En lo que respecta a la crisis sanitaria actual que está viviendo el país, Joaquín Saila hace balance y confiesa que “la pandemia les ha afectado”, especialmente, “por la incertidumbre que ha generado entre la población”, y cuenta como muchos de sus clientes “han tardado más en realizar sus pedidos, y que estos no eran de cantidades tan importantes como en épocas anteriores”.

Además, algunos de ellos “han hecho barbecho, por lo que no han utilizado fertilizantes”.

Pese a ello, el empresario destaca que “las exportaciones se han respetado bastante”, y esto junto que, actualmente, se ha retomado el consumo nacional y europeo, ha hecho que el año actual esté siendo “un buen año en cuanto a ventas”. 

Etiquetas