Cinca Medio

CINCA MEDIO

Ferroatlántica apaga sus hornos cuatro horas al día por el precio de la luz

La situación no afecta a los trabajadores por el momento aunque, si la situación persiste, "nos afectará seguro"

Planta de Ferroatlántica del Cinca, en Monzón.
Planta de Ferroatlántica del Cinca, en Monzón.
Ayuntamiento de Monzón

El precio de la luz, en máximos históricos, afecta a todos. La empresa Ferroatlántica del Cinca, debido a los constantes repuntes de la energía, se ha visto obligada a parar sus hornos durante cuatro horas al día -dos por la mañana y dos por la tarde, coincidiendo con los tramos horarios más caros- para rentabilizar su producción. La planta montisonense del grupo Ferroglobe, que hace varios meses aplicó un ERE a 42 de sus empleados, vive esta situación desde hace varias semanas. 

Según ha informado Miguel Puyuelo, miembro del comité de empresa, se prevé que las interrupciones en sus hornos eléctricos no finalicen hasta que descienda el precio de la luz. "Hay horas en las que a lo mejor ganas y hay otras en las que igual estás perdiendo una fortuna", ha lamentado.

Por ahora, "a los trabajadores, a nivel económico, no nos afecta", ya que aprovechan ese tiempo para llevar a cabo "tareas de mantenimiento y limpieza". Sin embargo, si la situación persiste, "nos afectará seguro, sin duda"; en la última reunión mantenida entre empleados y empresa, "el precio de la energía estaba a 100 euros y ya había problemas".

El representante de los trabajadores ha explicado que otros hornos por el resto de España "están totalmente parados", y lo que hace que los de Monzón todavía sigan funcionando es que "producimos materiales especiales", de los que "hay poca oferta y se pagan bien".

Algo que está salvando al sector es el precio del acero. "Ahora estamos vendiendo a precios históricos, pero es imposible mantenerse. Por mucho que estemos en precios históricos, si no te sale a cuenta vas a tener que parar de producir", ha señalado Puyuelo.

Además, unido a la situación económica de la planta que tuvo que despedir a buena parte de su plantilla, Puyuelo ha lamentado que "podrías haber tenido unos beneficios como no hemos tenido nunca, y estamos igual que antes, teniendo pérdidas o pasando raspado el bache".

Con este precio de venta de la producción de Ferroatlántica, "la deuda que arrastraba la empresa se hubiera eliminado"

Etiquetas