Cinca Medio

CINCA MEDIO - OBRAS

La rehabilitación del puente de la N-240 sobre el río Cinca de Monzón finalizará antes del verano

El proyecto incluye la construcción de una pasarela adosada para peatones y ciclistas

La rehabilitación del puente de la N-240 sobre el río Cinca de Monzón finalizará antes del verano
La rehabilitación del puente de la N-240 sobre el río Cinca de Monzón finalizará antes del verano

HUESCA.- Las obras de rehabilitación del puente de la carretera N-240 sobre el río Cinca, en el término de Monzón, siguen a buen ritmo y finalizarán antes del verano, en el plazo previsto.

Este jueves, las inspeccionaron la subdelegada del Gobierno, Isabel Blasco, el jefe de la Unidad de Carreteras en Huesca del Ministerio de Fomento, Ignacio García, el alcalde ribereño, Álvaro Burrell, el diputado Gonzalo Palacín y otras autoridades.

El Ministerio de Fomento ha adjudicado el contrato a la empresa local "Altius, Geotecnia y Obras Especiales, S.L." por un montante de 3,7 millones de euros (IVA incluido) y plazo de ejecución de un año. El proyecto incluye la construcción de una pasarela adosada para peatones y ciclistas y funcionará como conexión del casco urbano y el parque de La Jacilla con el parque Los Sotos.

García ha calificado la obra de "artesanal y singular" por la complejidad que entraña reforzar una estructura levantada en 1940. En cualquier caso, subrayó que su estado es "bueno" en relación con el tiempo transcurrido y la carga soportada, y en especial las cimentaciones (las zapatas se hunden casi nueve metros), hasta el punto de que no precisan reparación.

Blasco ha destacado que la opción de la restauración contrasta con la de construir un nuevo puente "que deja al primitivo como obra residual", y ha valorado el ritmo de trabajo de la empresa.

Hasta la fecha nunca se ha cortado la circulación gracias al paso alternativo por uno u otro carril regulado por semáforos. Esta circunstancia se ha dado en contadas fechas y se repetirá con frecuencia en la última fase de la ejecución del proyecto (la de renovación de la plataforma).

Burrell ha agradecido al Ministerio que atendiera la petición de construir una pasarela de peatones "bien diferenciada" (un voladizo de 2,25 metros de anchura). "Ahora, el paseo de disfrute de la naturaleza por el camino de la Jacilla y la desembocadura del Sosa se prolongará con seguridad hasta Los Sotos", añadió.

5.000 VEHÍCULOS AL DÍA

La característica más significativa del puente son los arcos levantados a partir de una armadura autoportante que durante la fase de construcción funciona como autocimbra y es capaz de soportar la carga del encofrado y del hormigón fresco.

El puente está formado por arcos rebajados de hormigón de siete vanos de 30,50 metros de luz entre ejes. La rehabilitación alcanzará a todos los elementos, excepto la cimentación. En relación a los arcos, el refuerzo consiste en el encamisado y el recrecido perimetral con hormigón armado autocompactable.

La empresa detalla que va a utilizar 270.000 kilos de acero corrugado, 1.400 m3 de hormigón, 16.000 taladros de diferentes diámetros, 1.000 m2 de prelosas nervadas de voladizo, 7.000 m2 de pintura y 450 toneladas de mezcla bituminosa en caliente.

Una estimación del tráfico que soporta la estructura a partir de estaciones de cobertura cercanas indica una IMD de unos 5.000 vehículos/día, de los que un 15% son pesados.

Etiquetas