Cinca Medio

CINCA MEDIO - INFRAESTRUCTURAS HIDRÁULICAS

La obras para modernizar la red del Canal del Cinca, en 2020

La inversión para la tercera fase del proyecto asciende a 7,1 millones

La obras para modernizar la red del Canal del Cinca, en 2020
La obras para modernizar la red del Canal del Cinca, en 2020
Á.H.

BARBASTRO.- Las obras de la tercera fase de ejecución del proyecto de modernización de la Red de Riego de la Comunidad de Regantes Canal del Cinca número 1, zona 3, se iniciarán en el transcurso del año 2020 con una inversión de 7.130.886 euros -IVA incluido-, según informó el presidente, Luis Olivera, en la Asamblea General Ordinaria celebrada el lunes en el Centro de Congresos. Al mismo tiempo, se aprobó el presupuesto para 2020 por importe de 294.561 euros para gastos anuales propios y se informó del balance de 2019.

El mayor montante (60 por ciento) de la inversión para las obras de la tercera fase se distribuirá entre 250 partícipes de la zona afectada de 1.050 hectáreas de terreno que se distribuyen entre las partidas Galafones y Almunietas en la zona periférica próxima al Polígono Industrial Valle del Cinca.

El 40 por ciento restante serán subvenciones del Gobierno de Aragón. A partir de ahora, se abrirá un plazo de tiempo para licitar las obras de ejecución del proyecto técnico redactado entre 2018 y 2019. El plazo para llevarlo a cabo es de tres años para que los nuevos regadíos entren en funcionamiento.

Al final del tercer proyecto, la Comunidad de Regantes habrá realizado las obras de modernización de riego con mayor trascendencia en los últimos 50 años y afectarán a más de 2.000 de 4.500 hectáreas de suelo y cerca de 2.000 regantes".

Pendiente quedaría "una zona con más de 100 hectáreas de orografía muy complicada desde la zona Virgen del Plano, en Barbastro, hasta el término de Castillazuelo. Ese proyecto quedará para una cuarta fase, sin fecha, y restará otra zona de 500 hectáreas desde Ariño hasta la Boquera. En este caso, sería bastante cómodo porque las obras se basarían en la distribución de una tubería desde la balsa de acopio en la parte alta".

Las ventajas afectan a partícipes de diferentes escalas y capacidad con posibilidad de optimizar los recursos del agua disponible en cada zona. Las obras de ejecución de la segunda fase afectan a la Comunidad de Regantes de la Acequia de San Marcos mediante la conexión de una tubería desde la balsa de acopio hasta la acequia con presión natural hasta que lleven a cabo su proyecto.

La red de distribución de agua por "canaletas" que se han utilizado durante 40 y 50 años no tendrá utilidad para el servicio y está previsto que desaparezcan de forma progresiva. "El nuevo sistema de modernización de regadíos las han relegado al olvido", según informa Olivera. La primera fase del sistema funciona desde 2016 con efectos notorios para 300 partícipes en 630 hectáreas; la inversión fue de 6,6 millones de euros.

La segunda entre las localidades de Cregenzán y Burceat está operativa pero aún siguen en uso las "canaletas".

La inversión fue de seis millones de euros con recursos del Gobierno de Aragón, Ministerio de Agricultura y UE (65 por ciento) y el resto (35 por ciento) a cargo de 315 partícipes beneficiarios.

Almendros, olivares, predominio de viñedos, alfalfa, maíz, cereales de invierno y la implantación del Tomate Rosa son los principales cultivos afectados.

La entrada en funcionamiento de nuevos sistemas ha influido en el cambio de cultivos, en inversiones complementarias en parcelas y en terrenos de propiedad privada.

Etiquetas