Cinca Medio

CINCA MEDIO - VIOLENCIA MACHISTA

Este lunes comienza el juicio por el asesinato de una mujer en Monzón

El acusado, de origen senegalés, se enfrenta a una petición fiscal de 25 años de prisión

La jueza da la razón a la mujer que pidió ser reconocida hija vía ADN
La jueza da la razón a la mujer que pidió ser reconocida hija vía ADN
S.E.

HUESCA.- Este lunes comienza en la Audiencia Provincial de Huesca el juicio con jurado popular contra un hombre de origen senegalés acusado de matar a exmujer tras asestarle 84 cuchilladas delante de los dos hijos menores de ambos, en el domicilio en el que vivía la víctima, también senegalesa, en Monzón. El acusado se enfrenta a una petición fiscal de 25 años de prisión como presunto responsable del asesinato de su excompañera sentimental, que entonces tenía 42 años y que llevaba una década viviendo en la capital montisonense donde trabajaba en la brigada forestal.

En su escrito de acusación, la Fiscalía relata que el procesado, seis años mayor que la víctima, se personó sobre las 13 horas del día 25 de noviembre de 2018 en la vivienda de la mujer para devolver a los dos hijos. En un momento dado se inició una discusión entre la pareja en el salón con motivo de una sandalia que el acusado quería llevarse.

Prosigue el fiscal señalando que el acusado, "con la intención de acabar con la vida" de su exmujer, se dirigió a la cocina y cogió un cuchillo de cocina de 17 centímetros de hoja, que clavó a la mujer, que, sin oponer resistencia, trató infructuosamente de huir de su agresor.

En total, la víctima recibió 84 heridas inciso punzantes, algunas de las cuales alcanzaron órganos vitales. Tras presenciar los hechos, una de las hijas salió a la calle a pedir ayuda, tras lo que se personaron en la casa agentes de la Policía Local de Monzón que hallaron el cuerpo de la mujer y el cuchillo al lado, procediéndose a la detención del acusado, quien "reconoció con actitud despectiva, haber matado a la mujer".

El ministerio fiscal califica los hechos como constitutivos de un delito de asesinato, con el agravante de parentesco, por lo que pide 25 años de prisión. Solicita, asimismo, la prohibición de aproximarse a sus hijos y de comunicarse con ellos.

Etiquetas