Jacetania

JACETANIA - MEDIO AMBIENTE

Los ciervos de Jaca, mucho más que un reclamo turístico

La Ciudadela fomentará la educación ambiental en el 45º aniversario de su llegada al foso

Los ciervos de Jaca, mucho más que un reclamo turístico
Los ciervos de Jaca, mucho más que un reclamo turístico
R.G.

JACA.- Una de las señas de identidad de Jaca son los ciervos que viven en el foso de la Ciudadela. Hoy, la manada se compone de 28 ejemplares. Los tres primeros (un macho y dos hembras) llegaron de la reserva de Puerta del Hierro, en Madrid, el 19 de marzo de 1974 y ese 45º aniversario se ha celebrado este viernes con un sencillo, aunque emotivo acto.

EL ACTO EN IMÁGENES, EN ESTE ENLACE

HAZ CLIC AQUÍ PARA VER UN VÍDEO DEL EVENTO

Sus protagonistas, junto a los ciervos, han sido los testigos de la suelta y sus descendientes. Es el caso de Enrique Aranda, hijo del general José Aranda, que regía el castillo durante esa jornada para el recuerdo. "Fue un día festivo matinal de aproximación de los jóvenes a los animales y la naturaleza", ha recordado el entonces niño, que ha acudido con sus hijos desde Bilbao para bucear en su infancia.

Otro nombre clave es Fernando Luis Rodríguez, autor de las esculturas de cuatro sarrios que hay en una plaza jaquesa. A sus 77 años, no ha podido estar presente, pues se recupera de un problema de salud en un viaje por el Amazonia. "Si salgo de ésta, prometo volver", ha asegurado, en una carta remitida a la Ciudadela y que se ha dado a conocer ante los representantes del tejido social.

José María Pérez, presidente del Club Ciclista Mayencos, hizo el servicio militar en la Ciudadela y ayudó a construir las instalaciones que emplearon los ciervos. "Fue una experiencia inolvidable", según el jaqués, que ha recordado cómo "los animales no se atrevían a salir por el bullicio" de la banda de música y los escolares. "Un chaval tuvo que sacarlos uno a uno".

El Ejército, el Ayuntamiento, el antiguo Icona y particulares lograron la llegada de los ciervos con "un proyecto pionero y ambicioso para la época", según el coronel Francisco Rubio, director del Consorcio del Castillo de San Pedro, para el que "es tiempo de retomar sus objetivos con un enfoque diferente", a través del programa Ecociudadela, "para que no solo sean un emblema y un reclamo turístico, sino que formen a los futuros amantes de la naturaleza: los niños".

Con el programa se aborda "el grave problema de los plásticos que caen al foso", cuya ingesta ocasionó la muerte de varios ciervos, como ha apuntado Roberto Banzo, responsable del centro Asceal de Huesca, que ofrece las visitas guiadas a los animales, que "se modificaron para que sean accesibles y desarrollarán actividades con personas con discapacidad intelectual y física". Unas 4.800 personas disfrutaron desde marzo de 2017 de la iniciativa, que se retomará en Semana Santa.

En el mismo foso, el actor Toño L'Hotellerie evocó la Jaca de 1974 con un espectáculo teatralizado, que reunió a estudiantes y vecinos en los glacis. Los cuidadores de los ciervos (Javier y Diego) guiaron a los animales, sin los que ya resulta difícil imaginar la ciudad jaquesa.

Etiquetas