Jacetania

JACETANIA - CURSO INTERNACIONAL DE DEFENSA

Elena Gómez de Castro: “Con la amenaza híbrida ya no hay campos de batalla definidos; es una guerra que está entre la gente”

La directora general de Política de Defensa ha inaugurado en Jaca el XXVII Curso Internacional de Defensa

Elena Gómez de Castro: “Con la amenaza híbrida ya no hay campos de batalla definidos; es una guerra que está entre la gente”
Elena Gómez de Castro: “Con la amenaza híbrida ya no hay campos de batalla definidos; es una guerra que está entre la gente”
R.G.

JACA.- La directora general de Política de Defensa del Ministerio de Defensa, Elena Gómez de Castro, ha inaugurado hoy el XXVII Curso Internacional de Defensa, organizado por la Academia General Militar y la Universidad de Zaragoza, que se va a celebrar hasta el próximo 4 de octubre y en el que se analizará "La amenaza híbrida. La guerra imprevisible".

La directora general de Política de Defensa ha estado acompañada en la mesa presidencial por elGeneral Director de la AGM, Carlos Melero; el alcalde de Jaca, Juan Manuel Ramón Ipas; el delegado del Gobierno de Aragón en la Jacetania y Alto Gállego, José Antonio Fau, y el vicerrector para el campus de Huesca de la Universidad de Zaragoza, José Domingo Dueñas.

Durante el desarrollo de la primera jornada, los ponentes han establecido las bases del concepto de amenaza híbrida para comprenderlo mejor. El General Carlos Melero ha hablado del "fenómeno resultante de la convergencia e interconexión de diferentes elementos que, en conjunto, constituye una amenaza más compleja y multidimensional".

Además, para explicar mejor este concepto, ha utilizado la terminología del Estado Mayor de la Defensa: "Es aquella que emplea procedimientos convencionales junto a tácticas irregulares y a actividades terroristas, crimen organizado, nuevas tecnologías, ataques en el ciberespacio, presión política y múltiples tipos de herramientas de información y desinformación incluyendo las noticias falsas y la mentira en sí misma".

La directora general de Política de Defensa ha hecho una aproximación general a este concepto destacando que "con la amenaza híbrida ya no hay campos de batalla definidos, en muchos casos ni siquiera hay Ejércitos, la guerra está entre la gente". En este sentido ha destacado que "ataca a nuestro modo de vida y a nuestra esencia por lo que es mucho más que una guerra como tal".

Una de las principales preocupaciones, a su juicio, es "cómo articular una respuesta cuando es muy difícil identificar al culpable; además, en un primer momento puede haber un culpable original, pero ¿quiénes son los subsiguientes?, ¿quién ha retuiteado, por ejemplo, una noticia falsa y que era gravemente distorsionadora?".

En definitiva, Elena Gómez de Castro ha señalado en su intervención que la amenaza híbrida "pretende crear confusión entre los ciudadanos. Cada uno de nosotros puede ser un objetivo en sí mismo. Por ello, además de los mecanismos de defensa que pueda adoptar cualquier Estado, la mejor manera de enfrentarse a ella es a través del conocimiento de la misma".

En la inauguración del Curso se ha referido a tres argumentos fundamentales para hacer frente a esta situación: la educación, el papel de los medios de comunicación, "que tienen una responsabilidad esencial en la explicación de las realidades que nos rodean", y por último, "cada uno de nosotros haciéndonos preguntas sobre lo que observamos y vemos y sobre aquello que pueda incitar a la desestabilización y la violencia, y eso llevado a todos los ámbitos de la vida".

Como conclusión, la directora general de Política de Defensa ha explicado en relación a la amenaza híbrida que "todos debemos tener claro quiénes somos; cuáles son nuestros valores; la fiabilidad de las instituciones públicas, no cuestionándolas por anécdotas, y la democracia y la ley como principios básicos de la convivencia". También ha añadido que "el conocimiento es la mejor defensa, la conciencia de que nuestras vulnerabilidades son las fortalezas de otros y nuestra fortaleza su debilidad. Solo en la medida en que tengamos presente todo esto lograremos que las amenazas se queden en eso, que no vayamos a una guerra híbrida y que, desde luego, sigamos preservando y manteniendo los sistemas democráticos que tanto nos ha costado establecer".

PONENTES DE LA PRIMERA JORNADA

A continuación, el Coronel Jefe del Área de Análisis Geopolítico de la División de Coordinación y Estudios de Seguridad y Defensa, Ángel Gómez de Ágreda, ha hablado de ´Ética y límites de la libertad de opinión y de prensa`. En concreto, se ha referido al papel de los medios de comunicación vinculado a las nuevas tecnologías y a la capacidad de manipulación de la información. "Ahora mismo -ha señalado- la guerra no se hace tanto por medios bélicos sino dentro de nosotros, manipulando incluso más que el conocimiento, los sentimientos, a través del impacto que pueda tener ese conocimiento en la percepción de la realidad".

El Coronel Gómez de Ágreda ha incidido en que las nuevas tecnologías y las redes sociales "nos están dando muchas ventajas, pero tenemos que aprender a convivir con ellas y adaptar la regulación de nuestra convivencia al nuevo entorno digital". "No es que estemos viviendo utilizando las redes sociales y las nuevas tecnologías, sino que estamos viviendo en las redes sociales y en las nuevas tecnologías y se hace necesaria una nueva regulación para ese entorno", ha concluido.

Seguidamente, el Coronel Bonifacio Gutiérrez, Subdirector de Investigación y Lecciones Aprendidas del MADOC, ha ofrecido una visión general de las amenazas híbridas, sus antecedentes, cuándo apareció el concepto y cómo ha evolucionado hasta enmarcarlo en el sistema actual de riesgos y seguridad de carácter global. "Lo más importante que hay que entender -ha asegurado- es que estas amenazas tratan de influir y desestabilizar el modo de vida de las sociedades occidentales".

En su intervención se ha referido a la importancia de contrarrestar su protagonismo. "En el ámbito de la Unión Europea y de la OTAN se está trabajando para crear un marco de referencia que contrarreste estas amenazadas basado en un enfoque global y en tres pilares: detección, disuasión y respuesta".

Uno de los aspectos diferenciales de estas amenazas, del ataque y de la respuesta, según este ponente, "es que el elemento militar pasa a tener un papel secundario. Por supuesto, lo sigue teniendo, pero las respuestas también hay que buscarlas en los ámbitos político, económico, diplomático, social...". En este sentido, ha insistido: "El objetivo fundamental de una amenaza híbrida es desestabilizar nuestro modo de vida atacando directamente a las personas, por lo que la respuesta tiene que venir desde la sociedad y un aspecto fundamental es la educación y la concienciación de todos los ciudadanos".

Finalmente, el doctor en Ciencias Políticas Josep Baqués, se ha referido en su intervención a la denominada ´zona gris`, que según él mismo ha descrito, "se caracteriza por ser la franja de esta amenaza en la que no se emplea la fuerza y, por lo tanto, el protagonismo de los efectos distorsionadores que pueda tener sobre el status quo recae en medidas pacíficas y legales: movilización de la gente, medidas económicas de presión o trabajar narrativas basadas en medias verdades".

Para combatir esta ´zona gris`, ha concluido, "debe hacerse con medidas similares a las que plantean estos actores. Por ejemplo, una narrativa hostil basada en medias verdades debería combatirse con una contra narrativa que sea capaz de poner las cosas en su sitio y divulgarla para evitar que la gente se lleve a engaño".

Etiquetas