Jacetania

JACETANIA - DEFENSA

Francisco Javier Lucas de Soto, nuevo jefe del Galicia 64 de Jaca

Sustituye a David Vaquerizo con el reto de mantener el regimiento preparado para salir en misión

Francisco Javier Lucas de Soto, nuevo jefe del Galicia 64 de Jaca
Francisco Javier Lucas de Soto, nuevo jefe del Galicia 64 de Jaca
R.G.

JACA.- El coronel Francisco Javier Lucas de Soto tomó posesión el lunes en Jaca como nuevo jefe del Regimiento de Infantería "Galicia 64" de Cazadores de Montaña, en sustitución del coronel David Vaquerizo, que en diciembre de 2017 accedió al mando, que se suele renovar cada dos años. El relevo se llevó a cabo en una parada celebrada en el cuartel San Bernardo, bajo la presidencia del jefe de la Brigada Aragón I, el general Javier Mur.

Francisco Javier Lucas de Soto formaba parte del gabinete del Jefe Mayor del Ejército y el de la ministra de Defensa. Es de origen asturiano y conoce bien el Galicia 64 porque fue teniente y capitán en la Escuela Militar de Montaña y Operaciones Especiales (EMMOE) de Jaca y comandante en la Jefatura de Tropas de Montaña.

"Mantener el regimiento permanentemente preparado para ser empleado en los puestos más exigentes" es el reto del nuevo jefe, queha indidado que no hay misiones internacionales previstas a medio plazo. "En 2020, seguro que no. Y en 2021, es pronto para saberlo".

El Galicia reúne a 700 soldados y es una de las unidades de mayor prestigio, porque participó prácticamente en todos los escenarios en los que las fuerzas españolas se desplegaron en los últimos años como Bosnia, Kosovo, Albania, Mali, Afganistán y Líbano. Tiene casi 5 siglos de historia y en 2018 celebró su centenario en Jaca.

"Me entregaré de forma incondicional, poniendo toda mi capacidad y esfuerzo para estar a la altura de los que han formado en sus filas", dijo el coronel Francisco Javier Lucas de Soto, agradecido con su antecesor por "consolidar este emblemático regimiento de montaña", que tiene "un elevado nivel de adiestramiento y cohesión". También, ha tenido un recuerdo para los últimos caídos del regimiento en acto de servicio: el soldado Rubén Rangel y el sargento primero Francisco Javier Benítez, sin olvidar al comandante Fernando Yarto, de la EMMOE.

David Vaquerizo ha ofrecido un balance "muy positivo" de sus dos años de mando. "Fue una satisfacción y un orgullo. Es la culminación de mi carrera", aha apuntado el coronel, que se crió en Jaca y ha dicho "sentirse jacetano", una condición que tienen sus hijos. Su próximo destino es la Academia de Infantería de Toledo.

Etiquetas