Jacetania

JACETANIA - DESPOBLACIÓN

"Vivo donde quiero y me dedico a lo que quiero"

#CONTRALADESPOBLACION

"Vivo donde quiero y me dedico a lo que quiero"
"Vivo donde quiero y me dedico a lo que quiero"
S.E.

Piensa bien y vivirás mejor, en lugar de piensa mal y acertarás". Este es el lema de Pilar López con el que explica claramente qué es la inteligencia emocional y a lo que se dedica como psicopedagoga desde Ansó. "Así que... que la gente diga que no se puede vivir en un pueblo porque de qué va a trabajar, cuando lo que yo estoy haciendo era poco probable que tuviera éxito, no me sirve", asegura.

Aunque siempre vivió en Zaragoza, pasaba fines de semana y vacaciones en Ansó, el pueblo donde nació su padre y donde tenían un hostal. Tras estudiar magisterio y psicopedagogía, su idea de irse a un pueblo le llevó a Codos, donde trabajó casi cuatro años en un centro de menores. Después, marchó a Cádiz a hacer un máster con la idea de seguir con el doctorado pero, como el trabajo final se podía hacer "online" y allí los alquileres subían en verano, se fue a Ansó. "Vine en junio de 2013 con la idea de estar temporalmente, pero ese invierno tomé la decisión y oferté escuelas de padres y madres para enseñar a educar a sus hijos con inteligencia emocional; y me salió una en Ansó", comenta.

Ese fue el inicio y ahora imparte cursos, en un radio desde Ansó hasta Pamplona o Zaragoza, de formación de profesorado, a adolescentes, niños, adultos..., enseña inteligencia emocional aplicada a asuntos como violencia de género... Y este verano, como no ha hecho talleres, ha llevado a mercadillos las camisetas que pinta a mano con mensajes de inteligencia emocional como: "es peor pensarlo que pasarlo". Con todo, huye de la dictadura del positivismo: "Está bien no estar bien"

Con el nombre, "Bienpensar, educación emocional", ofrece estos servicios, con los que desmonta viejos mitos como que el corazón y la razón van por caminos diferentes, ya que pretende aunar la información de ambos para descifrar las emociones, no racionalizándolas, pero entendiéndolas. Apunta que es muy desconocido, y más en el medio rural, donde que la gente se conozca puede ser un inconveniente para formar y un grupo y que se mantenga.

Con todo, el camino no fue fácil. Inicialmente, "la gente me quitaba la idea porque pensaba que era difícil que una persona de ciudad se adaptara y porque encontrar trabajo no es fácil". "Tampoco he tenido facilidades ni apoyos de ningún tipo", indica.

Pero sí que lo ha tenido fácil al poder contar con una casa familiar, sin tener que soportar alquileres ni hipotecas. "Si no llega a ser por la casa, imposible. En Ansó es muy complicado encontrar vivienda porque no hay oferta y la poca que hay, para el turismo. La gente no necesita alquilar sus casas y los pocos pisos municipales que hay no están demasiado disponibles", indica. Por ello, "hay que favorecer la vivienda y el trabajo a la gente que se quiera quedar. No se materializa la lucha contra la despoblación".

"Sin mí no soy nada", pinta en sus camisetas. La clave es bienpensar.

Etiquetas