Jacetania

JACETANIA - CÁRITAS DIOCESANA

Cáritas de Jaca duplica este año las familias atendidas

Llamamiento a la solidaridad en Navidad ante el aumento de personas necesitadas

Cáritas de Jaca duplica este año las familias atendidas
Cáritas de Jaca duplica este año las familias atendidas
R.G.

JACA.- Cáritas Diocesana de Jaca está redoblando sus esfuerzos para ayudar a los más afectados por la crisis, hasta el punto de que este año desde enero a noviembre se atendió a un total de 545 familias integradas por 1.479 personas. Las necesidades de la población se duplican con respecto al año pasado, cuando se prestó ayuda a 269 familias y 794 personas, habiendo bastante estabilidad en las cifras registradas entre 2015 y 2019.

"Este año, hay un incremento brutal", señaló el director de Cáritas Diocesana de Jaca, Marcos Lera, este miércoles, al presentar un avance de la memoria de 2020, que también refleja el empobrecimiento de la población con respecto al uso de la despensa solidaria, que igualmente duplica sus cifras, pasando de 237 a 505 familias atendidas (de 699 a 1.376 personas).

Dentro de la Diócesis de Jaca, figura el municipio de Sabiñánigo, donde también se deja notar la crisis, al pasar de 91 a 146 familias atendidas, como detalló Ramón Botín, responsable de Cáritas Diocesana en la ciudad serrablesa. Además, las familias atendidas con alimentos pasaron de 86 a 143.

Hasta noviembre, Cáritas dio ayudas económicas por valor de 31.800 euros. La entidad apela a la solidaridad de la población coincidiendo con la campaña de Navidad, que "tiene sabor a evangelio y rostro humano", según el obispo de Jaca y Huesca, Julián Ruiz, que animó a los vecinos a aportar su granito de arena "en beneficio de los más afectados".

El lema de la campaña es "Esta Navidad más cerca que nunca". En este sentido, Marcos Lera dijo que "hay que hacer un esfuerzo para estar cerca de personas que están solas, desempleados o inmigrantes", que son algunos de los colectivos más golpeados, junto a parte del personal del sector turístico que "trabaja en empleos temporales y necesita ayuda".

Las despensas solidarias de Jaca y Sabiñánigo se nutren sobre todo del Banco de Alimentos de Huesca, aunque también hay aportaciones de Escuelas Pías y de quienes realizan los paseos solidarios. Cuando falta comida, se compra con los fondos propios de Cáritas Diocesana de Jaca, que dedicó 18.500 euros a este fin, cuatro veces más que en 2019.

Por lo demás, Cáritas Diocesana mantiene su programa de acogida y acompañamiento de las familias del Barrio San Jorge de Jaca con el objetivo de erradicar el chabolismo a medio plazo. En el extranjero, hay proyectos humanitarios en marcha en Nador y Mozambique, con el respaldo de los ayuntamientos de Jaca y Sallent de Gállego, respectivamente.

Etiquetas