Jacetania
EN COLABORACIÓN CON ARIZÓN Y GRACIA

Arizón y Gracia participa en la rehabilitación de la Estación Internacional de Canfranc

La empresa oscense se encarga de retirar el amianto de las cubiertas y del entorno de este histórico enclave.

Arizón y Gracia comenzó a trabajar en la Estación Internacional de Canfranc el pasado 15 de marzo.
Arizón y Gracia comenzó a trabajar en la Estación Internacional de Canfranc el pasado 15 de marzo.
Arizón y Gracia

La rehabilitación de la Estación Internacional de Canfranc comenzó en 2018 y en ella trabajan empresas punteras de todos los sectores, que han unido sus fuerzas para hacer que este histórico enclave vuelva a brillar como lo hacía antaño. Una de estas empresas es la oscense Arizón y Gracia, que está llevando a cabo la retirada del amianto existente como líder en la gestión integral de este compuesto en Aragón.

"Es un orgullo poder participar, sobre todo por el impulso económico que va a suponer este proyecto para la provincia". Son palabras de Lorena Orduna, especialista en amianto y una de las pocas personas en España que hace diagnosis diferencial de este material para industria y edificación. Orduna, subdirectora general de Arizón y Gracia, reconoce que sintieron una gran alegría cuando les adjudicaron el trabajo, a la vez que afirma que considera que el equipo está bien preparado al ser su tercer proyecto mediático de estas características en poco tiempo. "En los últimos años, hemos hecho lo mismo tanto en la rehabilitación del hotel Corona de Aragón como en las obras de la facultad de Filosofía, ambas en Zaragoza", cuenta Orduna, que se encarga de coordinar una actuación diseñada por ella misma.

La intervención de Arizón y Gracia, que comenzó el día 15 de marzo, está dividida en dos actuaciones diferenciadas. Por un lado, en la retirada del MCA desperdigado por el entorno de la estación debido a la acción del viento y la nieve. Según explican desde la empresa, este trabajo, en el que tienen gran experiencia, "presenta una complejidad añadida debido a la extrema minuciosidad con la que se tiene que trabajar para asegurarnos de que no queda rastro". Se trata de 4.716 metros cuadrados sobre el suelo en el que las cuatro personas que forman el equipo deben retirar fragmentos de placas y de la tierra. "Todo con el objetivo de que los que vengan después puedan realizar su actividad sin riesgo", concreta Orduna. 

El amianto queda embolsado para su retirada.
En una primera fase, los operarios se están centrando en la retirada del amianto del entorno de la estación.
Arizón y Gracia

Por otro lado, retirarán el amianto instalado en las cubiertas de los hangares franceses y españoles. Un total de 12.403 metros cuadrados de superficie. Se trata de una intervención compleja, con actuaciones muy diferenciadas y que se acometerá en distintos periodos de tiempo.  

De momento, según explican desde la empresa, no se han encontrado ningún problema que afecte a la planificación de la obra y tratarán de ajustarse tanto al cronograma de la UTE adjudicataria del proyecto global como a los protocolos propios de Adif -para las zonas de trabajo situadas en las vías-. 

Orduna asegura que este trabajo es "una buena experiencia en un marco incomparable" y que estarán "a los que nos digan desde la UTE para completar nuestro trabajo con el mejor resultado posible". 

El amianto queda embolsado para su retirada.
El amianto queda embolsado para su retirada.
Arizón y Gracia

Un ambicioso proyecto

La rehabilitación de la Estación Internacional de Canfranc es un ambicioso proyecto tanto para Huesca como para Aragón. La ambiciosa actuación engloba varios proyectos, entre ellos la rehabilitación del edificio principal para su transformación en un hotel de lujo que albergará alrededor de cien habitaciones y el proyecto de la estación ferroviaria de nueva planta. 

REALIZADO POR BLUEMEDIA STUDIO
Este contenido ha sido elaborado por BLUEMEDIA STUDIO, unidad Branded Content de Henneo.

Etiquetas