Jacetania

SEGURIDAD CIUDADANA

Ocho patrullas de la Policía Nacional reforzarán las calles de Jaca para evitar botellones

La medida se impone tras la reiterada actividad que se produce los fines de semana en la localidad jaquesa este verano

Servicios municipales de limpieza de Jaca limpiando los restos del macrobotellón en la mañana del domingo.
Servicios municipales de limpieza de Jaca limpiando los restos del macrobotellón en la mañana del domingo.
S. E.

La Policía Nacional reforzará las tareas de vigilancia en Jaca con ocho patrullas más para evitar los botellones que se están registrando en la localidad durante este verano, con una alta incidencia de la covid en la localidad que llegó a estar en toque de queda durante unos días por este motivo.

Así lo han anunciado fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Huesca, quienes han destacado que las tareas de vigilancia se aplicarán a partir del próximo fin de semana, especialmente durante las madrugadas del viernes y del sábado.

Esta medida se aplicará especialmente para disuadir situaciones como en los alrededores de la Ciudadela de Jaca donde el fin de semana pasado se registró un macrobotellón que en la mañana del domingo dejó abundante restos que tuvieron que limpiar los servicios municipales. Además, se prestará especial atención a otros puntos de la localidad jaquesa donde podría estar realizándose botellones y se tratará de disuadir situaciones de este tipo además de garantizar el cumplimento del cierre de los bares en el horario establecido.

Esta medida se ha adoptado ante la imposibilidad de los servicios municipales de la Policía Local de Jaca de realizar este servicio ante la falta de personal y la ausencia de un turno de noche durante todo el mes de julio y lo que llevamos de agosto, ha comentado José Miguel Larraz, subinspector jefe de la Policía de Jaca. Además ha comentado que las bajas en la plantilla del cuerpo policial jaqués no se han podido cubrir. De este modo, el servicio de la Policía Local de Jaca se extiende desde las 6 hasta las 21:30 horas. 

Quejas vecinales

Los vecinos de Jaca ya han mostrado su preocupación no solo por el botellón del fin de semana pasado sino por los que se realizan en la localidad durante todo este verano.

En el caso del macrobotellón del sábado pasado realizado en la zona residencial del Llano de Samper, el vecino Paco Alegre, ha indicado que hubo ruidos de motos a altas velocidades, roturas de cristales o vidrios. "Fue la peor noche de todas. Nos preocupa que empiece a tener este ritmo de estos macrobotellones", ha señalado.

También se ha referido a la elevada carga de "porquería" acumulada en los alrededores de la Ciudadela y la guardería municipal por el mismo botellón que obligó a los servicios municipales de limpieza a retirar los restos en las primeras horas de la mañana del domingo.

De esta última noche ha recordado que se despertó en varias ocasiones dado que a los ruidos citados hay que sumar "el griterío y gente cantando hasta las siete de la mañana".

Por su parte, otro vecino de la zona, Gustavo Lasierra, ha lamentado que el servicio de Policía Local de Jaca no puede controlar la situación al carecer de servicio nocturno. En su opinión, "el Ayuntamiento de Jaca se ve superado por la situación" ha comentado Lasierra quien tiene constancia de que se han producido botellones en otras zonas de la localidad.

Etiquetas