Jacetania

COSAS DE CASA

Borau ofrece una muestra de cómo es la vida en el campo

Aprender a recolectar los productos locales y descubrir usos tradicionales fueron los objetivos de la jornada

DENTRO de la Jacetania y en concreto en el valle del Aragón se ubica el municipio de Borau, cuyos 85 habitantes y sus visitantes tuvieron oportunidad de conocer los productos locales y aprender a recolectarlos y conservarlos, además de descubrir usos tradicionales durante las jornadas ambientales denominadas “La vida en el campo”, que se celebraron a comienzos de mes y estuvieron sufragadas en un 80% por la Diputación Provincial de Huesca (a través de sus fondos de educación y difusión ambiental) y por el Ayuntamiento de Borau.

“Fue un fabuloso fin de semana que cierra las dos jornadas celebradas en torno al huerto de autoconsumo y las iniciativas sostenibles de Borau, gracias a la DPH, que este año ha confiado en nuestra labor y en el proyecto presentado por el Ayuntamiento de Borau”, explicó David Ruiz de Gopegui, guía profesional de montaña y naturaleza.

Las recientes jornadas arrojan un balance satisfactorio y, como avanza el también guía del Parque Natural de los Valles Occidentales, “el año que viene habrá más iniciativas familiares y locales como ésta, que pretenden dar valor a nuestro territorio y dar protagonismo a los actores locales”.

Talleres

La iniciativa comenzó dando a conocer algunos de los pequeños huertos de autoconsumo de Borau, coincidiendo con las semanas de recolección de los productos que forman parte de la despensa anual del habitante de los pueblos del Alto Aragón.

Tras presentar ‘in situ’ diversas experiencias, Paula Sanz y Gema Gimeno, guías del taller, trasladaron las opciones que existen para conservar productos en invierno, manteniendo sus propiedades. Productos naturales como el vinagre, la mostaza o el aceite fueron protagonistas en este taller inicial, que aportó opciones para poner en marcha algunas de las modalidades de conserva.

En el taller, el público aprendió a elaborar un chucrut a base de hortalizas de huerto, con el objetivo de entender cómo el agua de la col, mediante su fermentación natural, ayuda a mantener este producto. Tras el taller, se degustaron mermeladas y vinagres elaborados para la ocasión. La mañana terminó con un vermú en el Bar Restaurante Lubierre.

Por la tarde, se llevó a cabo un taller de plantas aromáticas que tuvo una gran asistencia. El buen clima permitió comenzar la actividad con un pequeño paseo al huerto de autoconsumo de Clara Gracia, donde se introdujo este taller conociendo las flores de la caléndula, sobre las que giró el apartado práctico, elaborando un aceite hidratante con los pétalos previamente secos.

En esta cita se contó con la experiencia de la artesana local Mari Cruz Casas, que ayudó a reconocer plantas aromáticas y enseñó a recolectar parte de las mismas con el fin de elaborar aceites que sirven para los cuidados personales. Sin ir más lejos, el alcohol de romero o el aceite de lavanda destacan por sus múltiples funciones y usos terapéuticos.

Observación de la naturaleza

Durante su segundo y último día, estas jornadas se completaron con dos visitas al Mirador del Pirineo, una experiencia de observación de la naturaleza. Los asistentes hicieron un recorrido interpretado para extraer los tesoros geológicos, botánicos y agroganaderos del valle de Borau, aprovechando las herramientas pedagógicas innovadoras y las nuevas tecnologías de la información. El objetivo de la actividad era conocer una apuesta sobre ecoturismo y observación de la naturaleza en grupos reducidos, junto a un guía local.

En estas jornadas, también hubo un taller infantil en el que se fabricó una vermicompostera casera. Además, el público tuvo la oportunidad de visitar las composteras comunales que la Comarca de la Jacetania instaló en Borau. La iniciativa ayudó a comprender cómo el compost se convierte en un fabuloso humus para los huertos. Del mismo modo, se explicó la función de oxigenación de la tierra que las lombrices efectúan.

A lo largo de todo el fin de semana, los participantes pudieron visitar en la Biblioteca la exposición “Compartiendo soluciones”, una muestra itinerante que pretende difundir casos reales de adaptación al cambio climático en España. La actividad enlaza con el proyecto Life Shara, que engloba 30 iniciativas de adaptación al cambio climático elaboradas en distintos formatos, desde el relato al vídeoreportaje, pasando por el tráiler y los paneles.

Etiquetas