Jacetania

inversiones

Villanúa aprueba las cuentas más altas de su historia

Los presupuestos municipales del 2023 incluyen ayudas para el alumbrado, el albergue y el ecoparque con un montante de más de cuatro millones de euros

Vista del casco urbano de Villanúa durante una nevada.
Vista del casco urbano de Villanúa durante una nevada.
Pablo Segura

El Ayuntamiento de Villanúa tendrá en 2023 el presupuesto más alto de su historia (3,7 millones de euros, más 512.000 de la empresa municipal Turismo Villanúa), gracias a las importantes subvenciones recibidas en los últimos dos meses procedentes de fondos europeos a través del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. El presupuesto ha sido aprobado en el pleno del miércoles pasado con el voto a favor del equipo de gobierno del PSOE y la abstención del PP.

Una de las subvenciones, por importe de 716.167 euros, se destina a renovar todo el alumbrado urbano, mientras que otra de 218.166 euros mejorará la eficiencia energética del albergue.

En las últimas semanas, se ha sumado una subvención de 300.000 euros para la construcción de un edificio de recepción de visitantes en el Ecoparque El Juncaral, uno de los espacios turísticos más importantes del núcleo. Esto permite elevar el presupuesto con respecto al de 2022, que había sido el más elevado, con 1.525.447 euros.

Para el alcalde, Luis Terrén, “las subvenciones son resultado de un importante trabajo administrativo”. “Los proyectos han sido muy bien trabajados, pero también se valoró que aportan soluciones interesantes a problemas reales de nuestra comunidad”, ha agregado.

El presupuesto incluye otras inversiones que se realizarán con recursos propios. Al Espacio Sarrios se destinarán 99.000 euros para su ampliación como sala de usos culturales y ocio juvenil, y la adecuación de los baños y la calefacción. Así se pretende resolver un déficit en este tipo de instalaciones.

Por otro lado, hay 240.000 euros para iniciar la urbanización de la futura zona industrial (donde se situarán la depuradora y el punto limpio) y la urbanización de una nueva zona residencial. Con un sistema de enajenación en ese suelo se van a crear 17 parcelas que se destinarán por subasta a demandantes de primera residencia. Aparte, se dedicarán 100.000 euros a adquirir una barredora vial. En total, se destinarán 2.041.000 euros a inversiones en 2023. Según Terrén, esta partida “recoge todas las necesidades para afrontar el futuro con garantías”, ya que “se potencia la zona industrial y se buscan soluciones a una demanda cada vez mayor de primera residencia”.

Etiquetas