La Hoya

LA HOYA - OBITUARIO

Fallece Alfredo Bretos, quien fuera alcalde de Vicién casi treinta años

Fue diputado durante dos décadas y adalid del medio rural

Fallece Alfredo Bretos, quien fuera alcalde de Vicién casi treinta años
Fallece Alfredo Bretos, quien fuera alcalde de Vicién casi treinta años
D.A.

HUESCA.- Alfredo Bretos Bolea falleció este sábado a los 68 años de edad, después de luchar contra una larga enfermedad.

Natural de Vicién, donde nació un 23 de marzo de 1950, fue alcalde de este municipio durante casi treinta años y diputado provincial en cuatro legislaturas consecutivas, desde 1995 y hasta 2015.

Compaginó su carrera política con su vinculación a la cooperativa agrícola San Gregorio y San Miguel de Vicién, donde trabajaba y de la que era socio.

Estaba casado y tenía una hija, además de numerosos amigos y familiares que lo recuerdan como un ser noble y cercano, gran defensor y conocedor del medio rural.

Su primera responsabilidad política la asumió en el año 1983, cuanto entró a formar parte del Ayuntamiento de Vicién como concejal socialista. Unos años después, en 1987, fue elegido alcalde de este municipio, cargo que desarrolló desde entonces y hasta que por su estado de salud, en los últimos años, tuvo que dejar la alcaldía a comienzos de la legislatura que ahora termina.

En 2015 volvió a ser elegido por sus vecinos pero al poco tiempo delegó su cargo en Sergio Moreu, actual regidor de Vicién y que ya era concejal del Ayuntamiento.

VEINTE AÑOS DE DIPUTADO

Alfredo Bretos fue diputado provincial veinte años, desde 1995 y hasta 2015, y durante esos cuatro mandatos asumió funciones en las áreas de Cultura, Hacienda, Obras y Cooperación, así como de Delegado de Presidencia.

"NOBLE" Y "DEFENSOR DEL MEDIO RURAL"

Miguel Gracia, presidente de la Diputación Provincial de Huesca, con el que le unía una gran relación, lo recuerda como una persona "noble" y "muy pegada al medio rural".

"Solo guardo un buen recuerdo suyo. Era una persona entrañable y buena, muy mezclada con la gente trabajadora del territorio", afirmó, al tiempo que destacó su nobleza y defensa del medio rural.

"Conocía bien la realidad de los pueblos, era un gran defensor de ellos, y su objetivo era trabajar siempre por todos sus vecinos".

Siguiendo en el plano más personal, compañeros y familiares coinciden en que Alfredo Bretos era un hombre muy querido, sobre todo en la comarca de la Hoya de Huesca, por gente de todos los partidos políticos y especialmente en el mundo del agro.

Destacan de él que siempre tuvo un carácter muy afable y era conocido por su gran sentido del humor, además de por sus firmes ideales republicanos.

La capilla ardiente con los restos mortales de Alfredo Bretos Bolea se encuentra instalada en el Tanatorio de Huesca hasta las 14 horas de este domingo.

La incineración se realizará en la más estricta intimidad. Descanse en paz.

Etiquetas