La Hoya

LA HOYA - CAMINATA POPULAR

La Flor del Almendro dibuja la más vistosa escena del caminante

Un total de 1.228 personas participaron en los dos recorridos de la cuarta edición

La Flor del Almendro dibuja la más vistosa escena del caminante
La Flor del Almendro dibuja la más vistosa escena del caminante
D.C.

El ayuntamiento de Ayerbe y la Asociación Deportiva Padelante de la localidad han logrado superarse este año con 1.228 participantes en la IV edición de la caminata popular "En la Flor del Almendro", que batió récords de afluencia en un gran ambiente y con numerosos almendros completamente florecidos como testigos de un evento popular, que doce días antes colgó el cartel de completo.

En declaraciones a este periódico, el alcalde de Ayerbe, Antonio Biescas, subraya el esfuerzo de los 80 voluntarios de la misma localidad y de otras poblaciones que colaboraron en la señalización del recorrido popular, los avituallamientos, la entrega de acreditaciones o la preparación y reparto de desayunos y comida, entre otras labores, a las que hay que sumar las preparatorias días antes de la caminata.

"Creo que la experiencia de aumento de participantes en los cuatro años nos da fuerza y recompensa mucho para continuar desde la organización", indica el primer edil.

Recuerda que en la primera edición no se llegó a 400 participantes con un incremento progresivo en las ediciones sucesivas hasta la actual. "Queremos asentar y afianzar bien lo que tenemos para que no decaiga este proyecto", matiza Biescas, quien considera "que es difícil crecer porque no hay disponible una infraestructura mayor" pero se "intentará mejorar en diversos aspectos".

De los aspectos más destacados durante la jornada por el alcalde, figuran la "buena acogida de los participantes y la unión del pueblo de Ayerbe en torno a más de 80 voluntarios para sacar este evento adelante".

A su vez, subraya el "impacto económico" de la caminata sobre el territorio, ya no solo en el fin de semana del evento sino durante el resto del año, ya que se mantiene la señalización para que los interesados puedan realizarla a pie o en bicicleta. "Al final este recorrido es otro atractivo turístico más que tenemos y será beneficioso para toda la zona", resalta el primer edil.

También subraya que este año "se ha dado con la floración del almendro" y las complicaciones que supone hacer coincidirla con esta caminata. A su vez destaca el hecho de que las personas hayan podido disfrutar "de un día familiar, deportivo y de naturaleza y, sobre todo, social" por el "buen ambiente tanto en la salida como en la llegada".

Al final de los dos recorridos y en el pabellón, los participantes tuvieron a su disposición refrescos, bebidas isotónicas, cervezas, además de una charanga que animó a todos los participantes cuando completaron sus recorridos, en un ambiente festivo, antes de una comida popular que congregó a 1.300 comensales, entre participantes, acompañantes y voluntarios.

El alcalde de Ayerbe se acordó de las más de 400 personas que se han quedado sin plaza este año y adelantó que la quinta edición de esta caminata se realizará el 1 de marzo de 2020.

Por su parte, el presidente de la Asociación Deportiva Padelante, José Antonio Sarasa, destaca que, de los 1.228 participantes en esta andada popular, 809 realizaron la caminata larga de 25 kilómetros y 419 estuvieron en la corta de 12.

Respecto a la ruta larga indica que requiere una mínima preparación física para completarla al acumular 492 metros de desnivel. De hecho, la organización tuvo que recoger a 7 u 8 personas antes de una rampa fuerte situada el kilómetro 18.

Como contrapartida, los participantes de la ruta larga pudieron disfrutar de las vistas del prepirineo oscense, sierra Caballera, los picos Gratal y Puchilibro, los mallos de Agüero y Peñarrueba, con amplios campos repletos de almendros florecidos.

En el caso de la corta, Sarasa destaca que "se trata de una ruta muy familiar". En total, las dos rutas aglutinaron la participación de 79 niños de menos de 14 años, de los cuales seis realizaron la caminata larga y los restantes la corta, "todos ellos con sus padres y abuelos", matiza.

Entre los elementos de paisaje que disfrutaron los caminantes en este recorrido corto figuran los mallos de Riglos y Agüero y Peñarrueba, con vistas más lejanas de la prueba. En este trayecto, tan solo se tuvieron que retirar dos personas debido a que una de ellas se resbaló y fue atendida de un pequeña contusión en la nariz, por lo que fue trasladada hasta el pabellón polideportivo. "La gente disfrutó tanto en el avituallamiento como del paisaje realizando fotografías a los almendros", comentó.

El presidente de la A.D. Padelante pidió disculpas a las más de 400 personas "que llamaron después de completarse la inscripción y no pudimos atenderles" debido a que se abarrotó el aforo para la comida en el pabellón polideportivo. El éxito, añade Sarasa, "ha sido la difusión por el boca a oreja y hacer caso de lo que la gente nos aconseja para mejorar de cara al año siguiente".

Etiquetas