La Hoya

LA HOYA - AIRE LIBRE

Buñales alberga un espacio único para las aves

El Grupo Ornitológico Oscense prepara un proyecto para la puesta en valor de la zona

Buñales alberga un espacio único para las aves
Buñales alberga un espacio único para las aves
GOO

Muy cerca de la capital oscense se encuentra el núcleo de Buñales, pequeña pedanía que como sus vecinos de Tabernas del Isuela, dependen administrativamente del Ayuntamiento de Huesca. Allí se localiza un soto fluvial con un alto interés ornitológico que recoge el serpenteante discurrir del río Flumen, que acaba de recibir el aporte del río Isuela, y todavía conserva intactos algunos tramos del cauce y donde el Grupo Ornitológico Oscense (GOO) realiza anillamientos científicos de aves desde hace casi 40 años.

Según explica el presidente de este colectivo, Nacho Arizón, "la especie arbórea predominante es el chopo pero convive con una gran cantidad de plantas que ofrecen refugio y alimento a sus numerosos moradores". Esto hecho, explica, "se une a las avenidas que cada año producen pequeños desbordamientos, que han creado una serie de zonas inundables no cultivadas, con gran vegetación arbustiva, lo que hace que se convierta en una zona de gran interés para los naturalistas durante todo el año".

El soto de Buñales sirve de lugar de cría para las numerosas especies de aves que vienen de África en primavera, para reproducirse como ruiseñores (Luscinia megarhynchos), oropéndolas (Oriolus oriolus) o cucos (Cuculus canorus) y en invierno en lugar de invernada para especies del norte de Europa como el pinzón real (Fringilla montifringilla) o el escribano palustre (Emberiza schoeniclus), especies que se reproducen en países como Suecia, Finlandia, etcétera.

El GOO está preparando un nuevo proyecto que ponga en valor esta zona, que incluye una estación de anillamiento donde se colocará una solera de hormigón con una pérgola y unos bancos y mesas, de forma que pueda ser utilizado por cualquier visitante de la zona, con un mapa de la zona y de las rutas. Además el espacio albergará un panel explicativo como el que se colocó hace unos años. "En dicho panel se explicaban las particularidades del soto, curiosidades de algunas de las especies representativas de la zona y una ficha de recuperación de un petirrojo (Erithacus rubecula) capturado en Buñales a finales de abril y recuperado en Lituania 16 días después, tras recorrer más de 2.150 kilómetros".

Desde el GOO, subraya su presidente, "queremos recordar que este proyecto, en su primera fase, no costaría nada al consistorio oscense, ya que sería sufragado por el Grupo Ornitológico Oscense en su totalidad en caso de recibir la autorización que estamos tramitando".

Desde hace seis años la estación de anillamiento de Buñales está incluida dentro del programa Passer, de seguimiento de las poblaciones de aves reproductoras a nivel nacional. Este hecho, subraya Arizón, "nos aporta datos comparativos con otras zonas de España, sobre especies muy interesantes como el Martín pescador (Alcedo atthis) que, como muchas otras especies de aves relacionadas con el medio acuático, ha modificado sus hábitos de alimentación tras la aparición del cangrejo rojo americano, ayudando a que esta especie se controle de forma natural".

Asimismo en los últimos años se ha detectado la presencia cada vez mayor del más pequeño de los pájaros carpinteros ibéricos, el pico menor (Dryobates minor) con un tamaño ligeramente superior a un gorrión común (Passer domesticus), todos ellos nidificantes en la zona.

Este año además de los datos de la reciente temporada Passer denotan un importante aumento de reproductores en especies como la curruca capirotada (Sylvia atricapilla) y papamoscas gris (Muscicapa striata) y una alta población estable de ruiseñores y paridos (herrerillos, carboneros, mitos, etcétera).

También existe una notable colonia de nidos de cigüeña común (Ciconia ciconia) en los chopos del soto, con mas de 30 nidos visibles desde el exterior, y una pequeña balsa que se encharca con las aguas filtradas por el lecho del río. Este espacio sirve para la cría de especies tan dispares como la garza imperial (Ardea purpurea), el carricero común (Acrocephalus scirpaceus), el carricero tordal (Acrocephalus arundinaceus), o el aguilucho lagunero (Circus aeroginosus). Ademas, "su situación geográfica nos ofrece un lugar privilegiado para la observación de grandes migradores como la grulla común (Grus grus) y de un buen número de rapaces como buitre, alimoche, ratonero, gavilán, azor, aguiluchos, aguililla calzada, águila culebrera, mochuelo, milano real, milano negro, etcétera

Desde el GOO consideran este proyecto como "vital para la puesta en valor de esta zona, donde se pueden observar más de 100 especies de aves, que además podría tener también una ruta botánica y de rastros, ya que también es utilizada por especies de mamíferos como el tejón, jabalí, gineta o nutria, que se mueven con regularidad en este espacio.

Desde el GOO recuerdan a su vez que todo el que esté interesado en participar en cualquiera de las actividades solo tiene que consultar la página web, avesdehuesca.es, "todas ellas libres y gratuitas", recalcan. Las próximas jornadas de anillamiento se realizaran el sábado 21 de septiembre en el entorno de la alberca de Alboré, y los sábados 5 y 12 de octubre en la estación de anillamiento de Bolea, en la carretera de Loarre junto al cruce de Bolea. También los domingos 22 de septiembre y 6 de octubre se realizarán aportes al muladar del Tiacuto en Nueno.

Etiquetas