La Hoya

LA HOYA - FERIA

La XXIV Feria de Alternativas del Prepirineo, una exhibición rural

La Residencia de Ayerbe recibió la Dama y la doble sede logró gran participación

La XXIV Feria de Alternativas del Prepirineo, una exhibición rural
La XXIV Feria de Alternativas del Prepirineo, una exhibición rural
P.S.

HUESCA.- La XXIV Feria de Alternativas Rurales del Prepirineo ha aplicado el refrán de hacer de la necesidad virtud y la amenaza de lluvia se ha convertido en una magnífica oportunidad para la participación tanto en el Polideportivo, al que se trasladó el grueso de la programación, y la plaza que se llenó de arte, de aventura y de gastronomía.

La exhibición del potencial de los oficios tradicionales, el comercio, la artesanía y la agroalimentación llevó la firma de más de ochenta expositores que se ha concentrado en las instalaciones deportivas, en las que se congregaron centenares de ayerbenses y de visitantes, a los que ha respetado la climatología salvo en dos chaparrones puntuales que no obstaron para la brillantez de la cita.

El centro de la villa ha vivido el vértigo de la tirolina habilitada por Verticalia Arborismo, el taller de miel de Martín Rufas, la presencia del ajero y la exposición de la Sala Aquí hay Arte 22800 de obras en madera de boj del añorado creador ayerbense Sebastián Morlans, en concreto maquetas de edificios emblemáticos de la localidad. Esta galería funciona permanentemente y alberga manifestaciones de artistas locales. Atractivo fue también el Taller de Fragua.

En el programado lugar originario, esta edición número 24 llegó con su alumbramiento por la inauguración de la tienda artesana La Craba Negra, centrada en textil, cuero y otros atuendos.

LA DAMA DE LA FERIA

Una distinción que se ha hecho ya costumbre en este certamen es la Dama de la Feria, concebida para reconocer a las personas, empresas y organizaciones que contribuyen generosamente al desarrollo de Ayerbe. En esta ocasión, el alcalde, Antonio Biescas, entregó el trofeo a la Residencia de la Tercera Edad Nuestra Señora de Casbas, "siempre solícita para colaborar con el ayuntamiento y con la vida social del pueblo", ha explicado el regidor.

Otro instante simbólico de los anhelos de progreso de la villa ha sido el de la imposición de las Pañoletas de Ayerbe a 14 bebés nacidos entre la anterior y la presente feria.

"LA DESPEDIDA DEL VERANO"

Como señala el primer edil, la Feria de Alternativas Rurales del Prepirineo es apreciada como una especie de despedida del verano. "El año pasado, participaron entre 3.000 y 4.000 personas. Este año, la dualidad de los espacios hace más difícil el cálculo, pero estamos muy satisfechos porque hay mucho ambiente y los productores afirman que ha habido un flujo permanente durante toda la jornada muy apreciable".

Asegura Antonio Biescas que este fin de semana y el siguiente congregan "no sólo a los vecinos y a los visitantes, sino también a muchísimo ayerbenses que residen fuera y que consideran que la Feria de Alternativas y la Fiesta de la Diversidad del próximo son un adiós al verano en el que se relacionan más intensamente con su pueblo".

Paralelamente, se aprecian los beneficios que trae la conversión de la villa en un recinto ferial extendido a los sectores "del comercio y la hostelería, que tienen mucho dinamismo y en estos días lógicamente multiplican sus clientes. Ayerbe tiene su propia identidad en torno a la artesanía, a la micología, a la gastronomía y al comercio de alimentación, y esa buena imagen tiene magnetismo para favorecer la Feria".

La cooperación es una de las claves para explicar la fascinación que sienten muchos de los visitantes, que repiten. Tal es así que fueron más de cuatrocientos los comensales de las migas que el sábado prepararon, para ser degustadas este domingo, José Luis Gállego, José Antonio Sarasa, el carnicero Ricardo, un buen número de mujeres y el propio alcalde, elaboradas al modo antiguo.

Como no solo de pan vive el hombre, además, este domingo se ha recuperado la comida de los artesanos, una caldereta de cordero ofrecida a los más de ochenta expositores que demostraron sus habilidades y productos (además aportaron muestras para la rifa posterior) en el polideportivo.

La jornada ha sido tan diversa que incitaba a gozar de talleres como el de circo (con posterior actuación de La Raspa), el de Enea (sillas y otros objetos con esta materia), el de música tradicional con Os Barfulaires; de la muestra de bolilleras de La Hoya y de lecturas de Tarot evolutivo.

La organización ha programado también visitas guiadas a la Ermita de la Virgen de Casbas, el Centro Ramón y Cajal, el casco urbano y la Torre de San Pedro. Un año menos para la Feria 25.

Etiquetas