La Hoya

LA HOYA - OBRAS HIDRÁULICAS

Los alcaldes de la Galliguera defienden su modelo de desarrollo: "Con el pantano en Biscarrués tendríamos que irnos de aquí”

Los alcaldes de la Galliguera defienden su modelo de desarrollo: "Con el pantano en Biscarrués tendríamos que irnos de aquí”
Los alcaldes de la Galliguera defienden su modelo de desarrollo: "Con el pantano en Biscarrués tendríamos que irnos de aquí”
R.N.

MURILLO DE GÁLLEGO.- Los alcaldes de las localidades de la Galliguera han defendido este martes su modelo de desarrollo, basado en la explotación turística sostenible de un tramo del  Río Gállego, “el único que queda sin regular”, frente al proyecto de construir un pantano en el municipio de Biscarrués.

Llevar a cabo esta infraestructura, cuestionada tanto por la justicia como por el actual Gobierno de Aragón, significaría “terminar con lo que estamos intentando desarrollar y tendríamos que irnos de aquí”, ha sostenido Juan Carlos López, el primer edil de Murillo de Gállego, la localidad que concentra la mayor parte de las empresas de rafting que han hecho resurgir toda la zona en los últimos años.

CLICA AQUÍ PARA VER UN VÍDEO DE UNA ZONA QUE QUEDARÍA INUNDADA

“En nuestra zona hemos tenido un crecimiento muy al margen de lo que es el crecimiento del medio rural”, ha asegurado el alcalde de Santa Eulalia de Gállego, José Antonio Casaucau. El regidor reivindicó que un “un turismo vinculado al uso del río sin transformarlo” que ”ha permitido que venga a vivir más gente a la zona, que haya población nueva”.

Pese a ser pueblos pequeños, ha agregado, cuentan ahora con “unas poblaciones muy poco envejecidas, porque aquí lo que vive es sobre todo gente con ganas de vivir, con ganas de trabajar, en edad de tener hijos”.

Toda esa actividad se frenaría radicalmente si se hace el embalse de Biscarrués”, ha advertido.

“En los pueblos de la zona ha venido mucha gente joven por medio de las barcas, por otras empresas pequeñas que se han ido instalando aquí. En la guardería de Ayerbe hay muchos críos. En Murillo también hemos abierto guardería y ha aumentado la gente”, ha señalado por su parte José María Giménez, alcalde de Biscarrués. Sin embargo, ha apuntado, “si se construye el pantano esa gente que ha venido de fuera se iría y la zona perdería mucho movimiento”.

Por eso, la Coordinadora de Biscarrués-Mallos de Riglos, ha convocado una concentración en Huesca para el 23 de febrero, con la intención de “que la gente vea que hay gente joven, que hay niños, que hay colegios, que ha vida aquí y que hay un montón de gente que quiere vivir aquí, en la Galliguera, y que hay desarrollo sostenible”, ha explicado López.

Los alcaldes han manifestado la importancia que tiene para ellos la sentencia que debe emitir el Tribunal Supremo por el recurso presentado por los Comunidad de Regantes del Alto Aragón contra la anulación por parte de la Audiencia Nacional del anteproyecto y la declaración de impacto ambiental del pantano. Y han pedido que esa resolución tenga en cuenta todos sus argumentos.

Aseguran no haber recibido ninguna comunicación por parte del Gobierno de Aragón respecto a esa Mesa del Diálogo del Agua que anunció hace unos días el presidente regional, Javier Lambán, y desconocen de momento si se les incluirá.

“Creemos que va a haber algo encima de la mesa, pero no sabemos bien qué”, ha indicado Casaucau, quien cree que el gobierno busca “curarse en salud” ante la decisión del Supremo y que vaya esta “en un sentido o en otro, habrá que dialogar sobre este asunto porque está enquistado”.

Respecto a la negativa de Riegos del Alto Aragón a acudir a esa mesa, el alcalde de Santa Eulalia ha considerado que “quien dice hoy que no puede decir mañana que sí” y ha invitado a esa organización “a participar y a conocer cuál es la situación, no guiarnos únicamente por las sentencias judiciales, sino simplemente por argumentos que están años sobre la mesa y que prácticamente descartarían el embalse”.

Casaucau ha criticado que “se han hecho más esfuerzos en justificar el proyecto que en hacerlo durante todos estos años y esto lo que evidencia es que es un proyecto que no se sostiene”.

“Al final se están dando cuenta de que no es sostenible y creo que tienen que descartar invertir tanto dinero público en cosas que están totalmente demostradas que son totalmente inviables”, agregó el alcalde de Murillo de Gállego.

Etiquetas