La Hoya

LA HOYA - PATRIMONIO

La iglesia de Castilsabás, del siglo XVIII, se salva de la ruina

Se encuentra en plena restauración y se terminará a mediados de septiembre

La iglesia de Castilsabás, del siglo XVIII, se salva de la ruina
La iglesia de Castilsabás, del siglo XVIII, se salva de la ruina
A.P.G.

HUESCA.- Después de años de reivindicación vecinal y de tener que apuntalarla para mantenerla en pie y frenar la ruina, la iglesia de San Antonio Abad de Castilsabás, del siglo XVIII, podrá salir de la Lista Roja del Patrimonio cuando acaben, previsiblemente a mediados de septiembre, las obras de restauración y conservación que se están realizando. Los vecinos de esta localidad del municipio de Loporzano de apenas 20 habitantes censados, pero con cada vez más casas abiertas, podrán volver a su iglesia.

La Dirección General de Vivienda y Rehabilitación del Gobierno de Aragón financia la ejecución de las obras al 85 % (191.469,21 euros) y el 15 % restante lo aporta el Ayuntamiento de Loporzano (33.788,68 euros). Los trabajos se adjudicaron a la empresa Damarim S. L. de Almudévar por 227.257,90 euros en agosto de 2019 con un periodo de ejecución de seis meses. Sin embargo, por problemas administrativos no se pudieron iniciar hasta principios de 2020. La pandemia también interrumpió su desarrollo, pero ahora ya se ve el final.

La directora general de Vivienda y Rehabilitación del Gobierno de Aragón, Verónica Villagrasa, detalla que "los trabajos contemplados en el proyecto de restauración y conservación de la iglesia de San Antonio Abad de Castilsabás, se centran en la estabilización de las bóvedas y fachadas de la nave central y laterales, mediante la ejecución de zuncho de coronación en nave central y laterales, colocación de tirantes, aumento del canto del arco fajón, encamisado de bóvedas, realización de costillas en el trasdós de las bóvedas, ejecución de una nueva estructura portante de la cubierta y tablero y la colocación de material de cobertura". Está previsto que este lunes la directora general visite las obras.

La iglesia parroquial de Castilsabás es un edificio de tres naves en planta rectangular de 1728. Los cinco tramos están cubiertos con bóvedas de lunetos en la central y de arista en las laterales, mientras la separación de las naves es mediante pilastras. Tiene el coro a los pies y la torre forma parte del frente de fachada, situándose en el lado del evangelio. Construido en sillería, consta de dos cuerpos cúbicos rematados por chapitel octogonal, precisa la DGA.

RUINA PARCIAL

Previamente a la intervención, el edificio se encontraba en mal estado de conservación, con afecciones en los muros, bóvedas y cubiertas. Las bóvedas se hallaban dañadas por el efecto de la rotura de elementos portantes de la cubierta, provocando fuertes humedades, agravadas en las bóvedas de arista de la nave lateral, del lado de la epístola, a consecuencia de los empujes en su muro de cierre. Tal muro de cierre presentaba abombamientos, falta de conexión de sus hojas, agrietamientos por los empujes debidos a los desplomes de los muros, según explican desde la Dirección General.

Puntualmente ya se había producido la ruina parcial de bóvedas y forjados de las capillas laterales y construcciones anexas. También se observaban fuertes humedades por las filtraciones de agua a través del muro. Los revestimientos de las bóvedas presentaban un estado de degradación avanzado también por el efecto del agua. La torre requeriría actuar en su reparación y consolidación del chapitel así como en la escalera de acceso, pudiéndose observar movimientos en las claves de los huecos del campanario por el peso transmitido por el chapitel, según indican las mismas fuentes.

La actuación se ajusta al proyecto redactado por el arquitecto Luis Galicia Berges, por encargo de la Dirección General de Vivienda, por un importe de 10.079,30 euros. Además, desde el Gobierno de Aragón también se ha abonado la dirección de obra, licitada y adjudicada al citado arquitecto por un importe de 7.697,27 euros; así como la dirección de la ejecución de obra, adjudicada a Joaquín Marcos Forcada Estradera por 7.675,71 euros; y la coordinación de la seguridad y salud a José Miguel Sanz Lahoz, por un importe de 3.239,17 euros.

LA REIVINDICACIÓN VECINAL

La rehabilitación de esta iglesia es una vieja reivindicación de los vecinos que durante años han llevado a cabo diferentes acciones para recaudar fondos y frenar el deterioro de este monumento al que ya no podían acceder por su avanzado estado de deterioro. De hecho, en verano de 2018 fue incluido en la "Lista Roja del Patrimonio" de la Asociación Española para la Defensa del Patrimonio Cultural y Natural Hispania Nostra por su estado de ruina.

La concejal del Ayuntamiento de Loporzano y alcaldesa pedánea de Castilsabás, Carmen Miranda, celebra que "tras muchos años de dedicación, se han conseguido las mejoras necesarias para asegurar el edificio. Después de un parón por causas ajenas, las obras están casi finalizadas". Apunta que gracias a la aportación del Gobierno de Aragón y la colaboración del Ayuntamiento de Loporzano durante el anterior mandato, se ha podido llevar a cabo la obra. "Gracias al esfuerzo de la Asociación de Castilsabás, vecinos y simpatizantes, y por supuesto, al interés y gestión de Jesús Escario (alcalde en ese momento) y su corporación, ha sido posible tramitar este proyecto. Quiero agradecer a todos ellos que han hecho posible que esta iglesias no acabara en ruinas", comenta Miranda.

Etiquetas