La Hoya

LA HOYA - INFRAESTRUCTURAS

Los vecinos de Santa Eulalia, molestos por la obra del puente

Aunque reconocen la necesidad de los trabajos, los afectados critican las fechas y las condiciones en las que queda el núcleo, y Soro destaca que se ha primado la seguridad

Los vecinos de Santa Eulalia, molestos por la obra del puente
Los vecinos de Santa Eulalia, molestos por la obra del puente
S.E.

HUESCA.- Los trabajos de arreglo y mejora del puente de Santa Eulalia de Gállego en la carretera A-1202 comenzaron este martes con el corte al tráfico durante cuatro semanas y las consiguientes molestias a los vecinos, que ya han mostrado sus primeras quejas.

En declaraciones a este periódico, José María Belio, vecino de Santa Eulalia de Gállego, explica que el primer inconveniente es que a primera hora de la mañana los vehículos situados en el parquin al otro lado del puente estaban congelados, así como la falta de iluminación nocturna de la pasarela peatonal. "No sé si son las fechas más oportunas para llevar un trabajo de este tipo", lamenta este vecino quien desea que el arreglo del puente "se realice lo antes posible y volvamos a la realidad habitual".

En este sentido, se refiere a la realidad diaria dado que en el pueblo residen "personas con tratamiento oncológico, una mujer embarazada que se ha tenido que marchar a vivir a Ayerbe pagando dos alquileres, y niños que precisan de transporte escolar".

Belio comenta que el anuncio del cierre fue el pasado lunes 11 de enero, con solo una semana de antelación sobre el inicio de las obras, con la secuelas del temporal de nieve y la necesidad de acopio de suministros como combustible para calderas y vehículos, butano o agua para los que se abastecen de manantiales al llevar lindano el río, las afecciones a los ganaderos para adelantar la compra de alimentación de sus animales, etcétera.

También muestra su malestar Margarita, de Casa Jalón, en Santa Eulalia de Gállego. "El puente está destrozado y hacía falta arreglarlo, pero para pasar el pan por el puente lo ha tenido que subir un operario", al no poder atravesarlo con un vehículo.

En su opinión, "es una pena que la gente que queremos seguir viviendo en un pueblo tengamos que vernos de esta manera".

Para acceder a la localidad en vehículo, "ahora hay que dar un vuelta de 97 kilómetros por una carretera de curvas" y se refiere a las afecciones a la localidad que cuenta con teatro, bodegas, cuatro explotaciones ganaderas, siete casas rurales, etcétera.

Considera que se podría haber buscado "una solución mejor e incluso haber dejado un médico aquí por lo que pudiera pasar".

El fin de semana pasado, indica que los vecinos recibieron un curso de reanimación y desfibrilación organizado por el Ayuntamiento.

El Gobierno de Aragón se encarga de financiar la zona de aparcamiento, las cámaras de vigilancia y las obras del puente con una inversión de 94.000 euros.

Si bien este lunes se realizaron las tareas previas para la preparación, señalización y seguridad de la obra, el puente se cortó al tráfico este martes a las 9 horas. En declaraciones a este periódico, el consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, José Luis Soro, explica que se "trata de una obra bastante completa" en una infraestructura de más de un siglo "que se va a dejar en perfectas condiciones".

Las primeras tareas comenzaron este martes con la retirada del pavimento y el relleno actual. Los trabajos llevarán consigo la rehabilitación de la estructura metálica, la limpieza y eliminación del óxido, el encofrado del nuevo tablero y el hormigonado con el asfaltado posterior del firme. "Actuamos también en el drenaje de los estribos del puente que es clave para su conservación y el pintado para evitar su oxidación", precisa Soro.

Además se garantiza un paso peatonal, para que los usuarios puedan cruzar la infraestructura "con medidas de máxima seguridad para quienes tengan que atravesar el puente", comenta Soro.

En cualquier caso, apunta que se ha priorizado la seguridad como en el caso del parquin, donde existen zonas de movilidad con el fin de minimizar cualquier riesgo en las maniobras además de ser una zona videovigilada con cámaras de visión nocturna y grabación.

De la coordinación de los horarios del uso de la furgoneta alquilada por personal del Ayuntamiento y voluntarios informó este martes el alcalde de Santa Eulalia de Gállego, José Antonio Casaucau, para gestionar los desplazamientos de ida y vuelta al municipio, "tanto por seguridad de los trabajadores como de los peatones" por lo que se han fijado varias horas de paso.

Una "situación excepcional que lleva consigo medidas excepcionales" como "el cambio de hábitos, la adaptación de tiempos entre los vecinos" o los voluntarios del pueblo que se encargan de emplear la furgoneta durante diferentes turnos. "Solo hay horarios fijos para las personas que nos lo han comunicado y el resto vamos a demanda", comenta el primer edil.

Subraya que el médico o el 112 se encargan de valorar a quién tienen que enviar. "El primer médico que llegaría sería el de Ayerbe al estar de guardia y que iríamos a buscar al puente" a través de la lanzadera con la furgoneta al otro lado del puente.

Etiquetas