La Hoya

SECTOR AGRARIO

UPA muestra variedades de semillas adaptadas al cambio climático

Organizó una jornada de demostración en Alerre

Participantes en la jornada demostrativa en Alerre.
Participantes en la jornada demostrativa en Alerre.
UPA Aragón

UPA Aragón desarrolla diferentes ensayos con semillas de trigo y cebada para demostrar la importancia del uso de nuevas variedades certificadas adaptadas al cambio climático frente al uso de las convencionales.

Así lo han indicado fuentes de esta organización agraria que desarrolla la iniciativa “Proyecto Cultivos Extensivos Frente al Cambio Climático”, en colaboración con la Diputación Provincia de Huesca, durante la jornada celebrada la semana pasada en Alerre para concienciar a los agricultores de la influencia de los cambios meteorológicos en el desarrollo de los cultivos, así como de la importancia de las fechas de siembra para adaptarse al cambio climático.

Dos participantes comprueban de primera mano las semillas.
Dos participantes comprueban de primera mano las semillas.
UPA Aragón

En la jornada participaron un total de 30 agricultores de la zona que pudieron conocer a pie de campo la evolución de las diferentes variedades de semillas en función del uso de semilla certificada y de la modificación de las fechas de siembra. “Queremos concienciar al agricultor de que el uso de semillas certificadas nos garantiza y asegura una mayor producción y con ello contribuimos a que el consumo de insumos en una explotación sea menor, por lo que se favorece el ahorro económico”, explican fuentes de la organización agraria.

Asimismo la obtención y desarrollo de nuevas variedades de semillas tiene como objetivo aumentar la producción y adecuar la calidad a las demandas del mercado.

Los programas de mejora genética en cereal van encaminados a conseguir una serie de objetivos comunes: incrementar rendimientos, ofrecen resistencia a enfermedades y logran la adaptación a distintas zonas de cultivo.

Los estudios obtenidos determinan que al cambiar la fecha óptima de siembra pueden generarse problemas como mala nascencia por bajas temperaturas, por falta o exceso de precipitaciones, etcétera, lo que se traduce en un desarrollo del cultivo más deficitario con mermas importantes en la producción final. UPA Aragón pretende poner al alcance de los agricultores las herramientas y conocimientos necesarios para mitigar los efectos que el cambio climático produce en los cultivos.

Este proyecto tendrá continuidad en el tiempo y los resultados se darán a conocer en una jornada que la organización agraria realizará este mes de septiembre. 

Etiquetas