La Hoya

la hoya / LITIGIO

El Juzgado determina que la Diócesis es la propietaria de la ermita de Casbas

El Ayuntamiento de Ayerbe anuncia que recurrirá la sentencia y califica de "injusta" la situación

Ermita de Casbas
Ermita de Casbas
S.E.

El Juzgado de Instrucción número 1 de Huesca ha determinado que la propiedad de la ermita de Casbas, en el municipio de Ayerbe, es de la Diócesis de Huesca, quien se disputaba con el Ayuntamiento de dicha localidad la titularidad de un templo cuyas espectaculares pinturas murales le han valido para ser conocido como la “capilla Sixtina del Alto Aragón”.

La decisión judicial, dada a conocer este 1 de septiembre, es entendida por la Diócesis de Huesca como una “aclaración” sobre la propiedad de la ermita, mientras que desde el Consistorio de Ayerbe respetan pero no comparten la sentencia, califican de “injusta” la situación tras la inversión hecha con dinero público en la mejora del santuario y anuncian que van a recurrir el fallo judicial.

Joaquín Guerrero, abogado de la Diócesis de Huesca, que fue quien presentó una demanda contra el Ayuntamiento de Ayerbe para defender que la titularidad de la ermita era de la Iglesia, asegura que la sentencia se entiende en el Obispado “no como que ha ganado, en el sentido de que el Ayuntamiento sea un contrincante, sino que se han puesto las cosas en su sitio, es decir, que una ermita, que es un templo, pertenece a la Iglesia”, apostilló.

Añade que la sentencia viene a decir que “los ayuntamientos no tienen por qué reivindicar propiedades que además están siempre al servicio del pueblo”. En este sentido, avanza que la ermita de Casbas seguirá siendo escenario de actividades culturales “que sean compatibles con el culto” y podrá seguir siendo objeto de visitas turísticas.

Esto no es ganar al Ayuntamiento, sino que es en beneficio del pueblo, de los feligreses y de los muchos devotos de Santa María de Casbas que no son de Ayerbe; que este templo es eclesiástico, sin perjuicio de que como se ha hecho antes y se seguirá haciendo, se realizarán actos culturales que sean compatibles con el culto”, apunta Guerrero, que insistió en que la Diócesis “no va a dificultar ninguna actividad social y cultural”.

Por su parte, al alcalde de Ayerbe, Antonio Biescas, muestra respeto a la sentencia judicial, pero asegura que el Ayuntamiento no la comparte “en absoluto”, por lo que ya avanza que presentarán un recurso contra la misma. “La sentencia, en principio, es favorable al Obispado, pero con muchas dudas porque ni siquiera nos hace asumir al Ayuntamiento las costas”, manifiesta el primer edil.

Anuncia que van a recurrir el fallo judicial porque “hay asuntos de especial interés que no quedan reflejados”, en lo que se refiere “tanto a declaraciones de nuestros testigos como en la documentación que se aportó previamente al juicio, que en ningún momento se han tenido en cuenta”.

El alcalde lamenta que en el fallo se entienda que las inversiones hechas con dinero público en la ermita para su mejora -por un valor superior a los 600.000 euros- respondan al precepto de conservación del patrimonio. Según Antonio Biescas, el Ayuntamiento invirtió en la ermita al considerar que era de titularidad municipal, “aunque por supuesto es un elemento patrimonial que también es importante conservar, pero lo hacemos porque es propiedad nuestra”.

Para ilustrar su argumento, señala que “el Palacio de Ayerbe también es un elemento patrimonial que deberíamos de conservar pero es propiedad particular, el Ayuntamiento no puede entrar allí; o la iglesia parroquial, hay que conservarla pero no podemos entrar allí por que propiedad de la Iglesia”, subraya.

El alcalde concluya asegurando que “igual de grande es el respeto a la sentencia que el desacuerdo porque se han obviado declaraciones de testigos”.

Cabe recordar que el Obispado de Huesca y la parroquia de Ayerbe presentaron una demanda contra el Ayuntamiento de Ayerbe después de que éste inscribiera la ermita a su nombre en el Catastro. El juicio se celebró en febrero, la sentencia se dictó en agosto y este 1 de septiembre se ha comunicado a las partes.

Etiquetas