La Hoya

LA HOYA - PRODUCCIÓN Y EVACUACIÓN DE ENERGÍA

Alcalá de Gurrea mantiene la moratoria para evitar la llegada de megaparques

Trabaja para modificar los usos del suelo antes de fin de año

Alcalá de Gurrea
Alcalá de Gurrea
S.E.

El Ayuntamiento de Alcalá de Gurrea mantiene una moratoria desde principios de enero para evitar la construcción de megaparques solares y fotovoltaicos en el término por las afecciones al medio ambiente e impacto visual con líneas de evacuación eléctrica. Mientras tanto trabaja en la modificación de su Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para regular este tipo de usos desde principios de año. De hecho, el consistorio presentó este año alegaciones al proyecto PEol-525 AC que comprende los parques Omega Kappa, Órbita, Ómicron, Lambda e Iota, de 49,5 megavatios cada uno.

El alcalde de Alcalá de Gurrea de Gállego, José Eugenio Marín, critica que las empresas “se han dirigido directamente al Ministerio sin consultar al Ayuntamiento planteando un megaproyecto”. En este sentido, Marín deja claro que los consistorios “tienen autonomía en materia de urbanismo”. En este caso, se da la circunstancia de que el municipio “se encuentra en un proceso de concentración parcelaria” y el megaproyecto de renovables “puede repercutir negativamente en todo el tejido empresarial de la zona con menos ventas en semillas, abonos, sulfatos, maquinaria, menos reparaciones, etcétera, porque la superficie de cultivo sería menor” en caso de materializarse la iniciativa.

También indice que los megaparques solares en combinación con los solares reducirían la superficie de cultivo. Con la moratoria establecida desde principios de año, “tenemos paralizadas todas las licencias urbanísticas de granjas, energías renovables y líneas de alta tensión” y una vez aprobado el PGOU “se determinarán las condiciones de instalaciones para los parques de energías renovables”.

Su instalación, explicó, “no supondrá ningún beneficio al municipio sino al propietario”. Entre las alegaciones presentadas al área de Industria y Energía de la Subdelegación del Gobierno matizan que la tramitación “obedece a una propuesta privada por parte de un promotor y no a una necesidad real de ampliación de las redes eléctricas”.

Por otro lado, el Ayuntamiento explica que los parques proyectados “suponen un grave impacto paisajístico”. Además, la ocupación de una extensa superficie destinada a plantas eólicas “detrae espacios para el sector agrícola y ganadero extensivo, disminuyen no solo los terrenos que pueden ser destinados a estas actividades sino que aminoran las superficies para eliminación de estiércoles y deyecciones líquidas que genera la ganadería intensiva”. Además, las zonas donde se proyecta la instalación corresponden a una mancha regable de más de 1.000 hectáreas,

A su vez, en estas zonas existe un espacio donde se prevé el impulso de ciertas iniciativas en materia turística que harían desarrollar la economía local.

Por este motivo, el Ayuntamiento acordó en enero de 2021 una moratoria de un año para modificar el PGOU para establecer limitaciones a las instalaciones de producción, almacenamiento o transporte de energía nuevas o de ampliación o modificación de las ya existentes, salvo las de producción de energía para autoconsumo de escasa entidad. También se extenderán a las líneas de alta tensión. 

Etiquetas