La Hoya

COLABORAN: CAJA RURAL DE ARAGÓN Y DIPUTACIÓN PROVINCIAL DE HUESCA

Biscarrués generará su energía: una nueva idea para crear comunidad

#CONTRALADESPOBLACIÓN

José María Giménez, alcalde de Biscarrués, en la plaza tras una fase de remodelación
José María Giménez, alcalde de Biscarrués, en la plaza tras una fase de remodelación
Pablo Segura

"Qué buen día hace hoy”, le decía un vecino al alcalde de Biscarrués, José María Giménez, este viernes en la plaza, bajo una intensa lluvia. En esta localidad que vive del campo, daba gusto mojarse mientras se sentía cómo calaba en los cultivos, que han enganchado a jóvenes a quedarse en este dinámico pueblo de la Hoya de Huesca donde la vida asomaba este viernes a la calle aunque la lluvia recluyera a la gente en casa. Ahora, impulsa la creación de una comunidad energética local para crear un parque solar colectivo y reducir su factura de la luz.

Es la primera localidad altoaragonesa en iniciar el proceso de creación de esta figura que se contempla como parte de la transición energética impulsada por la Unión Europea, para lo que confían en conseguir fondos que podrían pagar su inversión al 80 %.

Centro de 'coworking' que se estrenará en abril
Centro de 'coworking' que se estrenará en abril
Pablo Segura

Una plaza recién remodelada, la señal del sendero botánico, puertas de garaje recién pintadas como parte del proyecto ‘Bosque de piedra’, los andamios para reconstruir en un almacén municipal y, al final, una pilona para la nueva línea eléctrica que llega desde Losanglis. Desde allí, se veía la actividad en Vivero del Gállego, una empresa especializada en plantas de vid. En ese recorrido de apenas unos metros, se pasa por la puerta del antiguo matadero, que se quiere convertir en un Centro de Transformación Agroalimentaria para conservas vegetales, en un vivero de empresas. Aunque no era un día para pasear, el pueblo rezumaba vida.

Esa nueva línea eléctrica garantizará el suministro al pueblo, que se abastecía hasta ahora del tendido procedente de Santa Eulalia, con el que sufrían continuos cortes de luz, y con el que confluirá. Además de las viviendas también podrá suministrar energía a instalaciones ganaderas y otras empresas. A la red general conectarán el parque solar que quieren crear para ser autosuficientes, de forma que puedan conseguir beneficios económicos, pero también medioambientales y sociales. De hecho, es una excusa más para crear comunidad, alentar la participación ciudadana, y por supuesto el desarrollo local para contar con energía más económica y limpia.

Obras de la línea eléctrica desde Losanglis, que en el pueblo queda soterrada
Obras de la línea eléctrica desde Losanglis, que en el pueblo queda soterrada
Pablo Segura

El alcalde de Biscarrués, José María Giménez, explica que la comunidad energética estará integrada por los vecinos del pueblo que quieran sumarse al proyecto, de forma que se dimensionará el parque fotovoltaico según las necesidades. Una vez construido, la energía se vierte a la red y permitirá reducir la factura de forma proporcional como corresponda a cada uno de los miembros de la comunidad. Realmente, todo funcionará como hasta ahora a efectos prácticos, en cuanto a la conexión a la red general y el pago de la factura, pero se repartirán beneficios por la generación. Además, las comunidades tienen plena autonomía para la gestión y toma de decisiones.

El ahorro estimado puede situarse en torno al 40 % de la factura mensual de la luz, de forma que la inversión inicial se recupera en unos siete años, según estima la asociación Ecodes, desde la que se impulsa el proyecto. En realidad, habrá varias instalaciones repartidas en diferentes puntos para el autoconsumo compartido entre las viviendas y los edificios municipales, ya que exige que la distancia máxima entre el punto de consumo y las instalaciones sea de 500 metros. Por el momento, una veintena de vecinos podrían están interesados entre un centenar de viviendas, de un pueblo que cuenta con unos 120 habitantes.

Un ‘coworking’

La creación de la comunidad energética es uno más de los proyectos de este municipio para facilitar la vida de sus vecinos y atraer población. En abril, está prevista la inauguración del nuevo espacio ‘coworking’, para el que solicitaron ayudas al Gobierno de Aragón. En el edificio de las antiguas escuelas, han habilitado una sala con varios puestos de trabajo, otra con una mesa redonda para hacer reuniones y una tercera como un salón para cursos de formación y proyecciones, así como aseos, según detalla el alcalde.

Por otro lado, la plaza del pueblo se encuentra en transformación, ya que ha finalizado la primera fase de las obras en la que se ha trabajado en la fuente central, se ha hormigonado el suelo, con un círculo con otra textura que marca el lugar de la hoguera de San Sebastián, y se ha dejado también en el lugar tradicional el hueco para colocar el mallo en la Virgen de agosto. En la segunda fase, se colocarán bancos, árboles y juegos infantiles.

Biscarrués ofrece, además, un sendero botánico, reconocido con una figura de protección como una arboleda singular. Además, cuenta con la Ruta de la Piedra, una propuesta para pasear por dicha localidad y los pequeños núcleos -Erés, Piedramorrera y la Presa del Gállego- y conocer el trabajo de la piedra y su relación con el arte, la arquitectura, la sociedad y las tradiciones. También cuenta con intervenciones dentro del proyecto Muretes de Arte, de recuperación de muros de piedra seca y creación artística, impulsado por la artista local Sandrine Reynaud. Dentro del proyecto ‘Bosque de piedra’, la próxima cita será el día 20 de marzo. Biscarrués nunca duerme.

Etiquetas