La Hoya

#SOYDELALTOARAGÓN / AYERBE

“El Año Cajal” tiene eco en el pueblo de la infancia del Nobel

El centro de interpretación divulga la figura del vecino más ilustre de la localidad

El Centro de Interpretación recibe visitas de grupos de escolares.
El Centro de Interpretación recibe visitas de grupos de escolares.
S.E.

El orgullo de Ayerbe de haber tenido por vecino a Santiago Ramón y Cajal, Premio Nobel en Fisiología y Medicina en 1906, se plasma en el centro de interpretación que la localidad abrió en 1999 para dar a conocer la figura del considerado “padre de la neurociencia moderna”, tanto su vertiente científica como su infancia y la fuerte vinculación de su familia con la localidad.

En el “Año Ramón y Cajal” que se celebra este 2022 para conmemorar el 170 aniversario de su nacimiento y el centenario de su jubilación como catedrático, Ayerbe está desarrollando un programa especial que ahonda en su empeño de divulgar la figura de su ilustre vecino. Incluye actividades como el ciclo “Cultura hasta la neuronas” dirigido al público más joven, algún acto con Alberto Jiménez Schuhmacher, jefe del Grupo de Oncología Molecular del Instituto de Investigación Sanitaria de Aragón, o la reedición del libro “Mi infancia y juventud” del Premio Nobel.

Mónica Torrero, una de las guías del centro de interpretación, destaca que “no todos los pueblos pueden presumir de haber tenido un Premio Nobel. Además, a Ayerbe la consideraba como su patria chica y es un pueblo que le marcó bastante y le ayudó a forjar su carácter. En Ayerbe siempre hemos sido muy de Cajal y es un aliciente”, abunda. A su juicio, no siempre se le da el valor que que tiene su figura, así que “nosotros, desde aquí, ponemos nuestro pequeño grano de arena para que se le dé mayor difusión”.

El centro, que puede verse por libre y con guía, se ubica en la casa donde vivió la familia de Ramón y Cajal desde 1860 a 1869. De tres plantas, la primera se centra en la infancia y juventud del Nobel y la visita guiada hace referencia a las anécdotas que Ramón y Cajal cuenta en su libro “Mi infancia y juventud”. La segunda está dedicada a su trayectoria científica y descubrimientos; y la tercera recorre los últimos años de su vida, los premios que recibió o algunas de sus aficiones como la fotografía o la escritura. Torrero asegura que mucha gente se “sorprende” cuando visita el centro y descubre “la vida tan intensa y bastante divertida” del científico. En julio, agosto y septiembre, el centro se puede visitar todos los días de 10 a 14 y de 16 a 20, y las visitas pueden reservarse en el teléfono 974 380554 o en el correo centrointerpretacionrye@gmail.com

Etiquetas