La Hoya

COLABORAN: CAJA RURAL DE ARAGÓN Y DIPUTACIÓN PROVINCIAL DE HUESCA 

Angüés, un pueblo que crece y busca fórmulas para ofrecer más viviendas

#CONTRALADESPOBLACIÓN

Alumnos de Infantil del colegio de Angüés, donde se ha abierto aula de 2 años.
Alumnos de Infantil del colegio de Angüés, donde se ha abierto aula de 2 años.
Verónica Lacasa

El colegio de Angüés ha comenzado el curso con 21 alumnos, un 50 % más de los 14 del año pasado. Esta cifra es el reflejo de que han llegado nuevas familias a instalarse en el entorno, que goza de las ventajas de un pueblo y de la conexión por autovía a menos de 20 minutos y prácticamente equidistante de Huesca y Barbastro.

Pero no todo ha sido tan sencillo porque “el colegio presentaba goteras, había pocas soluciones... por lo que presentamos un proyecto a la dirección provincial, se ha cambiado la cubierta y después se ha abierto el aula de 2 años”. Así lo explica la alcaldesa Herminia Ballestín. “Es una maravilla ver una aula así, con su auxiliar, los baños arreglados...”, añade.

La alcaldesa, una empresaria que lleva más de 50 años viviendo en esta localidad de la Hoya de Huesca, lidera un gobierno formado solo por mujeres que se presentaron por primera vez en las pasadas elecciones bajo ninguna sigla, ganaron y asumieron la gobernanza. “Nosotros cogimos la gestión del Ayuntamiento con el talante de hacer lo que se pueda por el pueblo. No alardeamos de que por ser mujeres somos mejores. Es una manera de hablar de feminismo sin decir una palabra, hay que pasar a la acción”, asegura con determinación.

Por ello, “yo no me permito el pesimismo, porque eso es fácil de gestionar. Tenemos una localización buena, dos restaurantes, la Guardia Civil, farmacia, turismo rural...”, indica en una enumeración de servicios, pero también de posibilidades. Y, de alguna manera, en respuesta a comentarios que ha escuchado de que el reciente cierre de la tienda de ultramarinos de Angüés por falta de relevo supone el cierre del pueblo. Porque Herminia es de las que hace suyo el refrán de que cuando una puerta se cierra otra se abre. De hecho, a finales de año Tomás Duaso Ansó, un ebanista de Tauste que igual hace muebles de madera maciza que retablos y estructuras, se instalará en la localidad y abrirá otra puerta. Y de paso una ventana a la Sierra de Guara porque ha elegido el lugar precisamente por su proximidad a las montañas.

Aunque es cierto que en más de 20 kilómetros a la redonda, no cuentan con ninguna tienda. Por ello, desde el ayuntamiento Herminia asegura que están buscando fórmulas para dar una respuesta. “Estamos hablando con gente interesada, más para un pequeño supermercado que para una tienda de olvidos”, indica. Mientras tanto, el panadero acude todos los días, llega fruta... Herminia cree que la imposibilidad de traspasar negocios y los cambios de modelo hacen que cada vez sea más complicado, pero “en los pueblos necesitamos gente que afronte las dificultades porque hay muchas”, comenta.

Al mismo tiempo, la peluquera que había se trasladó a Huesca, por lo que también quieren resolver este asunto y buscar a alguien que se desplace para evitar que tengan que salir los vecinos.

Las familias tienen resuelto el colegio, que pertenece al CRA Montearagón, igual que los centros de Tierz, Siétamo, Nueno y Chimillas. En todos, se imparten las etapas de Infantil y Primaria y en Tierz incluso hasta 3º de la ESO. Según explica la directora, Emilia Labadía, hay un total de 292 alumnos en todo el CRA. En Angüés, en concreto, se valoró la apertura del aula de 2 años para intentar mantener la segunda unidad (a partir de 11 alumnos) y ya son 21 escolares.

El sentimiento que tenemos las familias es que es una atención más personalizada, es otro ambiente. Además, aunque haya dos niveles en una clase, como no son grupos numerosos, es muy enriquecedor”, resalta Labadía, que es maestra de Educación Física. Además, desarrollan un programa de educación emocional, EMOCRA, que ya está muy instaurado, trabajan por grupos cooperativos y son escuela amiga de Unicef.

Treinta y cinco nuevos vecinos en tres años

Allí acuden hijos de familias que han llegado a vivir recientemente, inmigrantes, unos refugiados o empleados de la autovía, entre otros. Según explica la alcaldesa, se ha aumentado el censo en 35 personas desde las anteriores elecciones. Para ello, han trabajado y tienen más proyectos para poner vivienda a disposición de nuevos vecinos. “En los pueblos tenemos mucha casa que no se utiliza y que está cerrada, que no está para alquilar o que no se quiere vender. Aunque poco a poco últimamente parece que hay más movimiento de alguien que se arregla una, que se construye otra nueva...”, dice . El ayuntamiento viejo se transformó en dos viviendas en alquiler, hay otro en Velillas y han comprado una casa en Angüés para arreglar y que lleguen nuevos habitantes. Para estas últimas acciones, se han acogido a los planes de vivienda de la Diputación Provincial de Huesca creados con esta finalidad.

“No hay facilidades para que la gente se instale, tienes que estar apoyando en mil dificultades. En el medio rural no hay una cláusula que diga que están en peligro de extinción, vamos a echarles una mano”, reflexiona. Por ello, reclama una legislación más adecuada al medio rural para poder vencer las dificultades.

Con todo, y al margen de las dificultades que tienen por ejemplo con la falta de médicos, entiende que hay que continuar trabajando por el medio rural porque también resalta las ventajas de vivir en plena naturaleza. Cada vez más familias lo están descubriendo y la escuela de Angüés crece. 

Etiquetas