La Hoya

 #SoydelAltoAragón

Un municipio que mantiene el espíritu de unión de los colonos

De no tener luz en las casas, a contar hasta con banda ancha en todos los pueblos

Valsalada, cien habitantes, cinco empresas y el sugerente sabor del queso artesanal
Imagen de Valsalada 
D.A.

Ya son al menos cuatro las generaciones que han habitado los pueblos con los que el municipio de Almudévar ganó tres nuevos asentamientos a mediados del siglo pasado: Valsalada, Artasona del Llano y San Jorge, que se pusieron en marcha entre 1956 y 1957, según el historiador, profesor de la Universidad de Zaragoza y vecino de San Jorge, José María Alagón, que ha investigado a fondo esta parte de la historia.

Muchas de estas familias procedían incluso de Almudévar, como Mártires Visús, que llegó con su marido a San Jorge en 1957, poco después de que se asentaran los primeros colonos en 1956. De ahí procedían también las familias del alcalde, Antonio Labarta, y de la diputada provincial Sofía Avellanas, aunque en este caso fue Valsalada su lugar de asentamiento.

Sin luz en las casas y con las calles de polvo, sin asfaltar, comenzaron una vida con unas tierras, una vaca y un mulo para arar, pero nadie les regaló nada porque todo lo tenían que pagar con su esfuerzo, la cosecha y los rendimientos de una tierra árida que tuvieron que convertir en terreno cultivable. Más de 60 años después, son núcleos en los que las siguientes generaciones se han querido quedar, donde ya es complicado encontrar para vivir una de esas viviendas con su corral que eran casi todas iguales. Hoy, hay 123 vecinos censados en San Jorge, 99 en Valsalada y 79 en Artasona, conectados con Almudévar con servicios de taxis para hacer la vida más fácil y donde se organizan todas las semanas actividades de dinamización.

Llegaron sin luz u otras carencias, según los casos, y ahora tienen internet de calidad, gracias al Plan de Extensión de la Banda Ancha de la Diputación Provincial de Huesca, que se implantó con la empresa Embou. Desde el departamento de Desarrollo de Negocio, Carlos Gimeno Castán, explicará los detalles.

El espíritu de unidad que nació para levantar los pueblos de colonización se mantiene en unos municipios, con Almudévar como cabecera, que cuenta con un gran tejido social y cultural como uno de sus principales valores de futuro.  

Etiquetas